viernes, 13 de diciembre de 2013

Recuerdos del Ahí



El Ahí nos recuerda siempre a todos:

Tienes que estar en todo momento con el Árbol de la Verdad completo,... 

...no puedes elegir por ti mismo una parte del árbol u otra para cada instante,... 

..ni ocultar una u otra de sus ramas en cada momento, como escusa clasificada,...

...es decir,...

...que no debes de usar el Árbol de la Ciencia del Bien y del Mal, para hacer esa seleccion,... 

...sino que siempre debes de estar con el Árbol de la Verdad completo en todas las situaciones,... 

...lo cual es el estar Ahi,....

 ...En cuanto a las distintas cosas para cada momento,... 

...la rueda,... 

...el ciclo de esencias,... 

...el Cenu,... 

...eso ya lo hace el universo,... el Ahi,... 

...y debes dejar que lo haga Él solo,... 

...poniendo cada cosa en su preciso momento,... 

...pues solo Él es capaz de hacerlo y lo puede hacer con tanta precision,... 

tú sin embargo estate con todo tu ser...

 con el arbol de la verdad completo en toda situación,...

...es decir,...

estate Ahí como siempre,... 

...Ahí,....

 ...Que Ahí sea... 

Ahí, punto, estrella.

...Ahí.


 ...Tal como Jesús decía: `... no os ocultéis,... mostraros desnudos, tal como sois...`

No se referia a que vallamos siempre sin ropa,... aunque no estaria mal... en los lugares en los que haga calor para ello... claro.

Si no que a lo que se referia es a que no escondamos nuestra forma de parecer, de sentir, y de ser... ante los demas,... sino que nos mostremos tal como somos.

La verdad es que... esa es la única manera de poder amar y ser amado.

¿Cómo nos van a amar ayudandonos en algo si no mostramos nuestras necesidades, sino que las escondemos tras una cortina de prejuicios porque nos da vergüenza enseñarlas?

Hay que pedir para que alguien te de algo.

A eso tambien se referia Jesús cuando decia  ¨.... Pedid y se os dará...¨

El Ahí resume la actitud a tomar,... recordandonos que debemos de estar Ahí.

Nos lo recuerda a través de todo.

Y siempre a cada uno de nosotros, de modo personal.

Nos viene a dar el toque continuamente para decirnos:

¡Hey chic@ ...! ¡Pssssttt...psssttt! .... ¡No olvides de ser tu mismo!  ... ¡Estate Ahí!

Por suerte tenemos siempre la referencia del amor igualitario (es decir, verdadero) y la paz,... pues si perdemos una de estas dos cosas,... si dejamos de amar de igual a igual a nuestros semejantes... sabemos que en ese momento no estamos siendo nosotros mismos... no estamos siendo libres... y que debemos de volver a serlo,.... volver a estar Ahí.
Y si de nuevo volvemos a sentir el amor igualitario hacia nuestros semejantes esa será la señal que nos indicará que hemos vuelto a recuperar nuestra identidad,... que ya somos otra vez nosotros mismos,.... que ya somos libres,...  que todo vuelve a su cauce humano, eterno y feliz.... que ya estamos Ahí como siempre, Ahí.

Con mi mejor caricia para el precioso ser interior de todos mis hermanos.



Fernando Ortolá


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Conclusiones y opiniones de los lectores: