Páginas

jueves, 19 de mayo de 2022

La óctuple curiosidad

 

El Fes es la inversión de la realidad, la oscuridad, que se manifiesta desde el otro lado de los objetos físicos a través de sus ángulos, amenazando a atacar con esas punzantes prominencias, como los cuernos de un fiero toro.

Cuando en ese momento atolondrado y aturdido por la amenaza del Fes aceptas la batalla que te declara y vas tras él, tras la oscuridad, tras los objetos y detrás de estos a recuperar la luz que decían haberte robado, al campo de batalla oculto, confuso e inverso en el que te retan... entonces la oscuridad que el Fes anuncia te atrapa, te roba realmente las esencias, tu mente, tu cuerpo, tus emociones y tu voluntad, y caes en el círculo vicioso de que a mas le combates con la misma violencia física con la que te retan más te atrapan, y más te desposeen de tus propias esencias, más que destruyen, hasta que en un momento dado vuelve a nacer la luz dentro de ti y la luz te hace comprender que tu error ha sido el enfrentarte a la oscuridad con la misma brutalidad con la que ella se ha dirigido primero hacia ti y de ese modo has caído en su trampa y esta te ha robado las esencias y destruido.

Una vez aprendida esa lección y más tarde la oscuridad procedente de algún lugar se presenta de nuevo ante ti y el Fes te avise de su presencia ya no caerás en su trampa no te dejarás provocar por ella y no irás a luchar en su terreno con la misma brutalidad con la que ella te ataca primero a ti, sino que te dedicaras a seguir haciendo lo que debes de hacer, caminando por tu camino, siendo tú mismo, siguiendo tu corazón, activando tus propias esencias, tu propia voluntad, tu propia mente, tus propias emociones, tu propio cuerpo, es decir estando Ahí (en la armonía) y así de ese modo el Ahí (el que siempre está en la armonía, el Padre universal) hará desaparecer la oscuridad tal como Él hace siempre, y también desaparecerá el Fes que era el aviso que Él te daba para anunciarte y prevenirte de la presencia de una oscuridad amenazando ante la que debías de seguir estando Ahí para que no te atrapase. Cuando comprendes lo que el Fes te pide que es el estar Ahí y estás Ahí entonces el Fes desaparece, pues ya se ha cumplido su propósito y razón de ser, ya ha realizado su tarea.


Cuando ante ti se presente el Fes  desde el otro lado de los objetos de tu entorno y sus ángulos punzantes y amenazantes si tu en ese momento estás Ahí tomando lo que el Ahi (tu corazón) en ese momento y activas tu mente (estás Ahí) tal como el Ahí te lo da, sin miedo a la oscuridad y con confianza en la luz (en el Ahí) entonces esos ángulos punzantes cuya presencia te anunciaba el Ahí (el Padre universal) te anunciaba a través del Fes habrán dejado de ser una amenaza se habían integrado a la realidad del mundo que te rodea (a la voluntad del Padre universal) a la vez que quedarán transformados en tu instrumento que con tu mente usarás para construir este universo junto con el Padre universal, el gran constructor, como aprendiz suyo y partícipe de su obra que es el universo en el que estamos, en el cual Él te ha hecho como hijo suyo, para que aprendas a crear un universo como el suyo en el futuro, al llegar a la adultez, y ser como Él.

Entonces el ángulo amenazante de la oscuridad se habrá transformado en tu instrumento de luz para construir este universo con tu mente, en tu compás, y cuando realizas ese trabajo mental y construyes el universo con tu compás la oscuridad desaparece y aparece la luz, y eso te confirma que estas en el buen camino, siguiendo tu corazón y al Padre universal,en la construcción del universo como aprendiz e hijo suyo, del gran constructor.


Es curioso que sean precisamente los ángulos de los objetos circunstanciales del entorno los que manifiestan la fuerza de la oscuridad que anuncia el Fes.

Pues eso muestra a su vez que si la oscuridad se quiere apoderar de los ángulos, es porque los ángulos son realmente un potente medio e instrumento a través del cual la luz (el Padre universal) manifiesta su poder para crear y conducir el universo, y por eso son precisamente los ángulos lo más codiciado por la oscuridad.


Es doblemente curioso por el hecho de que las fórmulas cenuíticas indican que el universo se desarrolla a través de un despliegue de distintos ángulos de giro de los astros para así crear las distintas dimensiones que componen la totalidad del universo.


Es triplemente curioso por el hecho de que en las visiones de las Enas veo ese giro angular de los ejes de rotación de los astros en torno de sus respectivos ejes de precesión, y es precisamente a través de esos ángulos como se manifiesta la facultad de poder viajar de un astro a otro de modo instantáneo, cual ya estoy viendo y realizando con mi visión remota.

Mi vista viaja a través de esos ejes de giro.

Ángulos que pertenecen a esa dimensión superior a la nuestra desde donde esos ángulos son dirigidos para crear y conducir los astros y universo de la dimensión más baja en donde vivimos.

Es decir, que los ángulos representan a esa dimensión superior a la nuestra en la que todo el universo de nuestra dimensión se halla plegado y concentrado, y por eso ascendiendo a esa dimensión superior a través de los ángulos de giro específicos (específicos giros mecánicos y angulares de unos ejes sobre otros...) se puede pasar en un instante de un astro a otro que en el universo de nuestra dimensión se hallan a años luz de distancia el uno del otro pero que en la dimensión superior (de la cual nace y se despliega el universo de nuestra dimensión inferior) esos mismos dos astros se hallan uno al lado del otro pudiéndose realizar fácil el paso de uno a otro, para despues y también a través de los ángulos (variando el tipo de giro especifico de la máquina cenuitica) volver a descender al universo de nuestra dimensión inferior descendiendo al instante sobre la superficie del astro o planeta de destino, con nuestra visión o con nuestra máquina o nave cenuitica o con ambas cosas.

Todo se realiza a través de los distintos ángulos de giro, tanto la creación y conducción de nuestro universo como el viaje dimensional e instantáneo de un astro a otro.

El ángulo representado por un compás, como el gran instrumento constructor y conductor del universo en el que estamos.


Lo del ángulo y el compás es cuádruplemente curioso por el hecho de que el emblema de la masonería tiene un compás y además hace alusión al gran constructor del universo.


Es quíntuplemente curioso por el hecho de que en las visiones de las Enas veo el Ojo como la representación del vórtice de giro de los astros al girar sus ejes de rotación en torno de sus respectivos ejes de precisión.

Y el Ojo ( los específicos giros de los ejes planetarios) es el que se acerca a mi y me lleva a distintos planetas del universo para que pueda ver la superficie de estos.

El Ojo se halla igualmente en el emblema de la masonería igual que el compas.


Es séxtuplemente curioso por el hecho de que son los específicos ángulos que se van formando entre las posiciones de los planetas y la Tierra lo que afecta a la forma de ser de cada individuo, ya sean esos ángulos de 90 grados (las cuadraturas) o de 120 grados (los trígonos) o de 180 grados (las oposiciones) etc. Lo cual vuelve a indicar el poder que los ángulos ejercen en nosotros y en nuestro universo.


Es séptuplemente curioso por el hecho de que al igual que el compás puede presentarse destructivo cuando no se usa para su propósito de construir el universo y si se le da un uso con esa finalidad lo mismo sucede con los aspectos angulares de los planetas los cuales cuando se presentan con una potente energía como a través de las cuadraturas (90 grados) y oposiciones (180 grados) estos aspectos pueden ser altamente destructivos si la gran fuerza que ofrecen no se usa para el propósito de la existencia de este universo que es la armonía y en lugar de ello es usada por ejemplo para enfrentarse a los semejantes, pues en este caso esa gran fuerza siempre se presenta destructiva para ambos bandos de la contienda. Pero si esa gran fuerza procedente del aspecto planetario se usa para trabajar en el propósito del universo, en la armonía y la paz... entonces esa gran fuerza se transforma en un gran medio positivo e instrumento constructor de grandes beneficios y armonía para todos por igual.


Todos los seres humanos tenemos un gran poder en nuestras manos que son las esencias que componen nuestro ser, la voluntad, el cuerpo, la mente y las emociones, si usamos bien ese gran poder activando nuestras esencias para la paz y la armonía entonces todo ira bien, pero si las activamos para el mal entonces todo va mal.


Nuestras esencias son un arma de doble filo.

Sin con ellas producimos violencia esa violencia nos vendrá de vuelta y si con ellas producimos armonía esa armonía también nos vendrá de vuelta.


Lo de los ángulos es óctuplemente curioso por el hecho de que el típico símbolo de los cristianos, la cruz, también representa un gráfico muy angular, con 4 ángulos de 90 grados que en los ángulos de rotación planetaria representan 4 aspectos fuertes (4 cuadraturas) que conceden una gran fuerza, pero que para esa gran fuerza no produzca una gran destrucción sino un gran bien debe de ser usada no para el mal (enfrentamientos) sino para el bien (paz, armonía, amor, etc.) lo cual es el mismo significado de la cruz cristiana el cual se refiere a que por grande que sea el problema ante nosotros (la cruz, el Fes, el ángulo tenso, etc) nunca hay que solucionarlo de un modo violento sino con amor (paz, armonía, etc) confiando en Dios (en el Padre universal, en la paz, en la armonía, en el Ahí, etc.) 


Tanto los masones como los cristianos y otras creencias actuales representan el camino de ascenso de una humanidad adulta que necesita activar sus esencias, la voluntad, la mente, las emociones y el cuerpo para poder sentirse bien.



Fernando Ortolá


domingo, 15 de mayo de 2022

Por eso existe la telepatía

El proyecto de la creación es que exista armonía e intercambio igualitario entre todos los seres, y que eso produzca un placer auténtico a todos ellos.
Con ese propósito todo ser creado tiene una función y un fruto que ofrecer a los demás seres y debe de darlo a todos para poder sentirse bien.
A la vez todos los seres necesitan recibir los frutos de todos para poder sentirse bien, estar íntegros y tener salud.
Ese proyecto base de la creación va dirigiendo el mundo creado hasta transformarlo en armonía plena.
El proyecto de la creación no empieza a manifestarse en una oscuridad que se va transformando en luz. sino en un principio crea un universo de armonía plena en donde todos los seres se intercambian sus frutos de igual a igual.
Ese paraíso se va expandiendo hasta sus límites en los que entra en contacto con la oscuridad del entorno.
En ese punto los seres creados tienen la tarea de intentar armonizarse con sus semejantes.
Pero no siempre se consigue y se forman situaciones confusas y caóticas de enfrentamiento entre los semejantes.
Los seres creados intentan regresar a la luz de un principio y comprenden que esa luz igual como estaba en los comienzos de los tiempos también está dentro de todos y desde ese lugar interno cada individuo debe de ir manifestando al exterior la luz de la armonía perfecta que reside dentro de cada uno.
Pues al expandirse el universo de la creación se va llegando a los límites de oscuridad y eso hace que eventualmente la luz y la armonía inicial desaparezca del exterior y que se creen conflictos y dificultades.
Pero la luz, la armonía, el proyecto de la creación nunca se ha ido del interior de cada ser y desde allí a través de cada individuo vuelve a manifestarse al exterior.


En ese proyecto armónico de la creación que está vivo dentro de cada ser todos los seres se hallan presentes de un modo mental intercambiándose los frutos de igual a igual con perfecta armonía, como la semilla de un proyecto vivo de lo que a través del tiempo se irá manifestando al exterior. Aunque en el mundo exterior eso aún no suceda y que incluso existan conflictos entre esos seres que en el interior de cada uno se hallan viviendo en perfecta armonía entre ellos tal como es el proyecto de la creación, pero sin embargo afuera esos mismos seres se hallan enfrentados entre sí. Chocante, contradictorio y paradójico pero real como la vida misma.
Desde el interior de todos la armonía se va reflejando hacia el exterior y haciendo que el mundo exterior se vaya transformando poco a poco en el paraíso de armonía que todos tenemos dentro, en un auténtico paraíso terrenal en el cual todas las gentes y los pueblos de nuestro entorno alcancen el pleno bienestar e intercambio igualitario. Eso llegará en el futuro aunque hasta entonces debemos de seguir trabajando en ello, reflejando al exterior la armonía que se halla presente dentro de todos, en la cual todos los seres existentes están siempre presentes conviviendo en armonía entre ellos en el proyecto de la creación que es la semilla que desde dentro de todos después se transformará en después se transformará en el gran paraíso terrenal de un mundo unido y llena de bienestar.
Ese proyecto de la creación que está dentro de todos y en el cual todos ya vivimos en armonía entre nosotros es el que sostiene al mismo tiempo un contacto mental y telepático entre todos.

Esto explica el fenómeno de la telepatía y muestra su origen profundo y cual su razón de ser y propósito.

Lo cual demuestra que todos los seres vivientes, incluso los animales tienen la facultad telepática despierta, pues el proyecto de la creación también está dentro de ellos, de los animales, como una forma mental que les une a todos los demás seres, a los otros animales y a nosotros los humanos o animales racionales.
Por eso cuando un perro se pone agresivo con una persona que aparentemente no le ha hecho nada no es solo porque le esté oliendo la adrenalina aunque eso también entre en juego sino porque le está leyendo los pensamientos.
Cuando una paloma quiere anidar en un el balcón de una vivienda e insiste una y otra vez aunque la tiren de allí es porque está leyendo los pensamientos de la gente que vive dentro de esa casa y dándose cuenta de que en realidad esa gente ama a las palomas y no están tan seguros de no querer que ellas aniden en su balcón.
Según mi experiencia de comunicarme con los mirlos a través del silbido me he dado cuenta de que muchas veces me ha salido un silbido muy flojo y se que que no me han podido escuchar porque hay demasiados ruidos en la calle pero ellos me responden igual pues han captado mi silbido telepáticamente.
Cuando en alguna parte de la ciudad digo unas palabras amistosas a una paloma que se acerca a mí veo más tarde que esa misma paloma viene a mi balcón. Me puede haber seguido... pero ¿Pero cómo sabe cual es mi balcón?
Así se pueden seguir diciendo más cosas acerca de la telepatía de los animales.
La telepatía no es algo que está presente solo en los seres más evolucionados sino que parece ser que todos los seres nacen que esa facultad que luego se va perdiendo y después se va recuperando de nuevo.


Fernando Ortolá


sábado, 14 de mayo de 2022

La creación cenuítica del universo

 El universo  no se crea hacia afuera tal como expresa la teoría tradicional del Big Bang sino hacia dentro, doblándose en ocho la órbita plena de la dimensión creadora.

Cuando de la dimensión más alta a la que se le puede llamar la dimensión creadora o dimensión superior ha nacido el universo en la dimensión más baja a la que se le puede llamar la dimensión inferior la dimensión superior no ha dejado de existir transformándose en la dimensión inferior, sino que ha continuado existiendo en la dimensión superior en donde ha continuado existiendo también el universo entero de órbita plena y este tampoco se ha transformado en el universo de la órbita doblada en ocho de la dimensión inferior, sino que han continuado existiendo ambos universos, el de la dimensión superior, el universo de una órbita plena y el de la dimensión inferior, el universo de la órbita doblada en ocho.

Ambos universos el pleno y el partido en 2 tampoco son 2 universos distintos sino que son el mismo universo el cual en la dimensión superior se ve con la órbita plena y circular y en la dimensión inferior se ve con la órbita doblada en ocho.

Las dimensiones son como distintos cristales de colores que rodean un objeto central que es el universo.

Según se mire el objeto central a través de un cristal o de otro así se verá del color de un cristal o de color de otro cristal.

Pero el objeto central, el universo, continuará siendo siempre el mismo.

Todos los objetos y seres que se hallan en el universo también están a la vez en todas las dimensiones.

Cada ser se verá a sí mismo y al universo según el cristal o dimensión a través del cual observe.

El cristal o dimensión a través de la cual cada ser observa la realidad en la que vive es la consciencia de ese ser que observa.

Si la consciencia es alta entonces lo verá más próximo a la dimensión superior de la órbita plena, y si la consciencia es baja se verá más próximo a la dimensión inferior de la órbita doblada en ocho.


En la dimensión superior se mantiene siempre la órbita plena



En la dimensión inferior la órbita plena de la dimensión superior se presenta doblada en ocho



En la dimensión superior existe una vibración máxima relativa del universo en el que vivimos y por eso la órbita de la dimensión superior se presenta completa y entera, redonda y plena.

Pero en la dimensión inferior en la que estamos la vibración es inferior a la máxima relativa y por eso la órbita plena aparece doblada en ocho.


Al doblarse en ocho la órbita plena de la dimensión superior cada punto de la circunferencia se queda unido al punto opuesto en el cruce del ocho.




Pero no solo se fusionan dos puntos opuestos de la circunferencia sino que todos los puntos de la circunferencia se quedan unidos a su punto opuesto.


Eso hace que el tamaño de la órbita plena se reduzca a la mitad



El tamaño de los dos bucles de la orbita doblada en ocho coinciden cada uno de ellos con la reducción  de la óribita plena a su mitad, la suma de los dos bucles es la orbita plena.

En ese proceso de reducdión aparecen dos bucles del mismo tamaño.

Cada uno de los dos bucles es una órbita nueva en la dimensión inferior, un mundo nuevo.


La órbita doblada en ocho de la dimensión inferior está representada por la formula cenuitica de la entronización.

Nombro A y B a los dos bucles de la órbita doblada en ocho que se reflejan a ambos lados de formula de entronización:



Las 2 identidades A y B que en la orbita doblada en ocho son A un bucle del ocho y B el otro en la dimensión superior tambien estan presentes mas proximas la una de la otra y fusionadas en una misma orbita que es la orbita plena de la dimensión superior.



El foco de la presencia de A se halla en la parte central del sector que le corresponde en la orbita plena de la dimension superior que es la mitad de esta.

El foco de B se halla enfrente de A en la mitad del sector que le corresponde que es la otra mitad de la orbita plena.



En la dimensión superior A y B se hallan igualmente entronizadas entre si.

La dimensión superior es la dimensión relativa de la dimensión inferior y por lo tanto se halla en el punto cero relativo de la dimensión inferior en el cual no existe el tiempo y el espacio que se manifiesta en la dimensión inferior, es decir que para la dimensión inferior la dimensión superior es de espacio cero y de tiempo cero. 

A la vez que la dimensión superior es el infinito relativo de la dimensión inferior.

Es decir, que es la distancia maxima de espacio y de tiempo que en la dimensión inferior se pueda alcanzar.

La dimensión superior es el punto cero relativo y el infinito relativo de la dimensión inferior.

Pues los dos extremos de la dimensión inferior, el punto cero relativo y el infinito relativo, se hallan unidos en la dimensión superior.

Por eso si en la dimensión superior no existe el tiempo y el espacio de la dimensión inferior nada impide tampoco que en la dimensión superior A y B se hallen entronizadas entre si, es decir que A esté dentro de B al mismo tiempo que B esté dentro de A.

Pues en la dimensión superior no existe el tiempo y el espacio que puedan impedir que eso sea así.

Aún así la entronización entre A y B que tiene lugar en la dimensión superior se sigue manifestando en la dimensión interior aunque observado el fenomeno de la entronización desde la dimensión inferior sea dificil de comprender  que dos cosas esten al mismo tiempo una dentro de la otra, pues en la dimensión inferior si que existe el tiempo y el espacio que hacen que eso sea un efecto raro el cual se sigue produciendo dado a que la dimensión inferior nace de la dimensión superior en la cual se produce y se conduce la entronización entre A y B que se manifiesta en la dimensión inferior venida de la dimensión superior.


La entronización entre a y B que se observa en la dimensión inferior tambien se halla presente en la dimensión superior, en la cual A está dentro de B al mismo tiempo que B está dentro de A.



Todo está dentro de la órbita plena y afuera de ella no hay nada.


La órbita plena de la dimensión superior no puede crear hacia afuera nuestro universo de la dimensión inferior porque afuera  no hay nada.

Por eso la orbita plena de la dimensión superior crea nuestro universo hacia dentro de ella, en su interior.



Fernando Ortolá

(... Entrada en construcción...)

jueves, 12 de mayo de 2022

De maestro visible a invisible

 


El mal no lo produce el comer, ni el sexo, ni el pensar, sino el hacer esas cosas sin dejar el Fes, es decir sin estar Ahí, intentando eliminar por uno mismo el Fes, la oscuridad del Fes. 

En vez de estar en la luz. 

El mal se forma al hacer esas cosas por odio a la oscuridad, en vez de por amor a la luz. 

Por odio en vez de por amor, por dominar a la oscuridad en vez de para compartir la luz,  por la guerra y no por el amor, para que al hacer esas cosas por amor sea el amor, el Ahí, el Padre universal quien como siempre haga desaparecer la oscuridad por sí mismo tal como Él siempre hace.

La causa del mal es hacer esas cosas por miedo a la oscuridad y sin confianza en la luz, sin disfrutarlas de verdad, sin estar Ahí, sin dejar el Fes.


Hay otras muchas cosas que  si se observan desde un punto de visto más profundo

pueden resultar ser muy distintas a como antes se pensaba.


Por ejemplo en la relación profesor-alumno.


El suspenso del alumno lo producen los celos del amigo del alumno hacia el profesor.


En la relación atacante-atacado


La agresividad del atacante la produce los celos del amigo de la víctima hacia el atacante.


Ese amigo oculto, dominante y celoso, esa tercera persona, oscura y disfrazada de ángel es el causante del mal, es quien tira la piedra y esconde la mano, es el sacerdote de una sombría creencia que se presenta como el único portador de la luz, haciendo crítica destructiva hacia  su engañado, prometiendole un paraíso y una sanación que supuestamente vendrá en el futuro en el caso de que la víctima haga todo lo que el sacerdote dice y tome todos sus ungüentos y “medicamentos” para "sanarse" supuestamente del mal y la enfermedad que en realidad él mismo  le ha provocado, por el rechazo y no aceptación que desde el primer momento se ha producido de él, del sacerdote, hacia su individuo víctima al cual considera como un ser inferior en vez de un igual y por eso no  querer desde el primer momento compartir su fruto y su luz con él de igual a igual tal como el amor., la acción natural y humana (el Ahí, el amor del Padre universal) así lo da, para que así sin tener que dominar al otro de un modo engañoso y negativo los dos hubiesen crecido en amor y felicidad, compartiendo sus frutos y su luz de igual a igual como hermanos, en la dicha plena y eterna del amor universal, sin tener que alcanzar ningún cielo, ningún paraíso, ni salud extra, pues el gran cielo, el gran paraíso, el gran sentirse bien, el gran amor, ya se hubiese alcanzado en la tierra... en el presente eterno y de siempre, de amor verdadero, en la casa del Padre, en el Ahí, en donde siempre hay que estar, Ahí como siempre, Ahí.


Hay que salir de la engañosa combinación de esencias y girar hacia el buen sentido para que todo vaya bien, sin estafadores ni estafados.


Si como individuos giramos por el camino de las esencias hacia la izquierda todo va bien, vamos hacia la luz, estamos Ahí, tomando lo que el Ahí nos da, activando nuestras esencias en la adultez, estando Ahí como siempre, Ahí.

Pero si giramos en sentido equivocado hacia la derecha entonces la oscuridad va creciendo cada vez más y termina por devorarnos pues en vez decir hacia la vida vamos hacia la muerte.

Hay que observar bien la tendencia dominante para poder darnos algo bueno de unos a otros y no algo malo.


Darle la jerarquía a alguien es darle la muerte.

Darle el "yo te salvaré" "yo te sanaré"

Darle  el amor es darle la vida.

Pues en el amor está todo contenido, el salvar, el sanar, el aceptar de verdad al otro de igual a igual, como un hermano, como un igual, dándole tu ayuda pero aceptando también su ayuda, aceptando que tú le necesitas a él igual que él te necesite  a ti, que necesitas que él te salve igual que el necesita que tú le salves a él, que tu necesitas que él te sane a ti igual que él necesita que tú le sanes a él, con el amor todo eso, el compartir de igual a igual, el ayudarse uno al otro de igual a igual,... todo eso... con amor se produce por si solo de un modo automático y natural. 

Por lo que hay que estar en el amor de verdad, no disfrazarse de amor para someter y esclavizar a alguien, sino estar en el amor de verdad, para que el gran paraíso aparezca en el presente en cada uno de los instantes de un presente de amor eterno dichoso y pleno, que es el amor que a todo ser viviente le corresponde vivir y en donde le corresponde estar por excelencia, estar Ahí, en el amor eterno, el amor humano de siempre, estar Ahí como siempre, Ahí.


Esta caratomía anuncia lo mismo: que hay que estar Ahí.

En ella se ve un rostro que mira hacia la derecha viniendo de la izquierda.

Indica que con las emociones (lado izquierdo de la caratomia) hay que dirigirse hacia el intento de comprender el quid de la cuestión (el color blanco) (El intelecto es el lado derecho de la caratomia)

Junto a la nariz del perfil de la caratomía hay un 3, bien marcado y definido.

El 3 vuelve a indicar lo mismo, que hay que usar el intelecto, es decir, pensar, pues la mente y el pensar son atributos de la tercera esencia S (el 3).

Al pensar se estimula la entrada de aire en el cuerpo, pues el 3 representa a la tercera esencia S que tiene el aire como atributo y además está al lado de la nariz que se usa para respirar.

La caratomía se refiere a que cuando el Ahí (la ley que mueve todo, el Padre universal, etc.) da el pensar no hay que rechazarlo (detener la mente por ejemplo) pues eso podría bloquear la entrada de aire en el cuerpo. Por la asociación existente entre el aire y el pensar, pues ambos son atributos de la tercera esencia S.

El mensaje de la caratomía es muy claro. 

Se refiere a que las técnicas de detener la mente (como por ejemplo la típica meditación oriental) pertenecen a un pasado en el que la humanidad era una niña y como tal debía de calmar sus esencias, la voluntad, el cuerpo, la mente y las emociones (C, F, S y E) para que estas pudiesen crecer con salud. 

Pero actualmente la humanidad ya es un ser adulto y como tal ya no debe de pausar sus esencias sino activarlas, activar la voluntad, el cuerpo, la mente y las emociones, pues estas ya han crecido y necesitan ser usadas.

Durante el pasado periodo infantil de la humanidad las esencias aún no están conectadas al propio ser infantil de la humanidad pues este aún no está preparado para poder dirigirse a sí mismo. Por eso en ese pasado remoto era el maestro físico quien dirigía a la humanidad pues era el único preparado para ello. 

Esa misma situación también se producía en cada individuo a imagen y semejanza de la directriz evolutiva que todo el colectivo humanidad estaba siguiendo durante ese periodo.

Es decir que cada individuo sabía que la excitación de las propias esencias (de la voluntad, el cuerpo, la mente y las emociones) le podía causar trastorno pues sus esencias aún no estaban preparadas para ser usadas y sabía que para poder calmar las propias esencias y serenarse debía de acudir al maestro y obedecerle en todo, dejarse llevar por él, el cual para el individuo representaba el mismo Dios en la tierra.

Por eso en esa época pasada las esencias de cada individuo, es decir, la voluntad, el cuerpo, la mente y las emociones aún no estaban conectadas en el cerebro de los individuos, para evitar que ellos se dañasen a sí mismos al activar con unas esencias que aún estaban en fase de desarrollo y aún no estaban listas para poder actuar.

Es decir que si un individuo tenía ideas que le inquietaban y trastornaban por no tener la mente aún lo suficientemente desarrollada para poder comprender, asimilar, desarrollar y aplicar esas ideas… ese trastorno no podía afectar a su cuerpo produciéndole por ejemplo una enfermedad porque en esa época pasada y como prevención evolutiva la mente del individuo aún no estaba conectada con su cuerpo a ese nivel,  para que una mente aún no desarrollada no pudiese dañar a su cuerpo.

Pero actualmente en el periodo adulto de la humanidad en el que vivimos la mente de cada individuo está conectada a su cuerpo de un modo más estrecho, pues nuestra mente ya ha crecido, ya está desarrollada, ya es una mente adulta, y como tal ya puede dirigir a su propio cuerpo, y por eso actualmente cada individuo ya tiene en su cerebro una conexión establecida y activa entre su mente y su cuerpo, la cual en el pasado de la humanidad aún no existía.

Eso significa que actualmente, por esa conexión más estrecha establecida entre nuestra mente y nuestro cerebro, si pensamos en algo que no nos gusta y pensar en eso nos produce estres y para evitar ese estrés dejamos de pensar, es decir que detenemos nuestra mente haciendo uso de cualquier técnica, con ello estamos reduciendo también la entrada de aire (oxigeno) a nuestros pulmones, pues actualmente el cerebro y nuestro cuerpo están más unidos que antes, y el aire y la mente son dos atributos de la primera esencia S. La respiración está controlada por nuestro cerebro más que antes, así que si detenemos bruscamente nuestro pensamiento estamos afectando también a nuestra respiración, a las vías respiratorias, produciendo en esta una detención forzosa.

Pero eso no sucedía así en nuestro pasado remoto, pues entonces la humanidad se encontraba aún en estado infantil, en vías de desarrollo, y el volante de conducción del mundo de la humanidad aún estaba bloqueado para que esta no pudiese dañar a su propio mundo.

Es decir que en ese pasado remoto cuando un individuo pensaba en algo que no podía comprender y eso le asustaba…  ese susto no podía afectar a su cuerpo produciéndole una enfermedad ya que la conducción del propio cuerpo con la propia mente aún no estaba activada en el cerebro del ser humano, por prevención, para que no se dañase a sí mismo.

En esa situación el individuo que tenía pensamientos que le producían susto tenía la solución siempre al alcance de la mano pues esta era dirigirse hacia al maestro físico que para él era el mismo Dios en la tierra, y este le daba unas técnicas para detener su mente (la meditación oriental) y asunto resuelto. Al detener su pensamiento también se iba el susto que este le producía.

Pero en el presente es diferente, pues si un individuo piensa en algo y eso le produce susto ya no está el maestro del pasado para poder ayudarle y además su mente ya está activa en su cerebro y a través de este ya ha establecido una conexión más estrecha con el resto del cuerpo y por eso si detiene su mente, si deja de pensar, eso le puede afectar a su cuerpo por ejemplo creandole un trastorno en las vías respiratorias. Así que debe de seguir pensando, pues ya tiene una mente adulta, ya está preparado para comprender, así que debe de intentar comprender y de ese modo su mente le producirá la paz necesaria para poder aportar al cuerpo salud, bienestar y buena conducción.

En el pasado de la humanidad, cuando ésta era aún un ser infantil, existía el maestro físico, que para la gente era el mismo Dios. Este es el que dirigía a los individuos a través de una jerarquía que en aquel pasado era buena y en la que su guía se iba distribuyendo a través de un árbol jerárquico con sus elegidos por el maestro para representar su palabra en los distintos sectores del mundo. 

La función del maestro físico era la de cultivar las esencias, que son el cuerpo, la mente, las emociones y la voluntad de los individuos, hasta que estas estuvieran formadas en el momento en el que la humanidad llegase a la adultez.

Pero actualmente la humanidad ya ha alcanzado su adultez y por eso esa figura del maestro físico ya no está presente, ya no existe.

Tampoco es necesario que esté presente el maestro físico, pues actualmente las esencias de la humanidad ya están formadas y cada individuo ya puede activarlas por sí mismo de un modo positivo y efectivo, y debe de hacerlo, activar la mente, la voluntad, el cuerpo y las emociones para que las esencias se mantengan bien, en forma, y que su falta de acción no produzca un trastorno en el individuo, ni en el mundo en el que este se encuentra, ya que la conducción del propio ser y del mundo con las propias esencias ya está activa en el presente pues nuestra humanidad ya es un ser adulto.

En el presente ya no existe el maestro físico del pasado y en su lugar se ha hecho patente la presencia interna de un Dios invisible que está dentro de todo y de todos, guiandonos y ayudandonos a través del corazón de cada cosa y de cada ser para que se alcancen nuestras metas las cuales como seres adultos perseguimos con la activación de nuestras esencias ya formadas y activas, el cuerpo, la mente, la voluntad y las emociones.


La guía de la humanidad va cambiando a través del tiempo. 

No tiene siempre el mismo aspecto.


La guía que los individuos seguían en el pasado periodo infantil de la humanidad era el maestro físico y en la actualidad de una humanidad adulta la guía es el Dios invisible que es la voz del corazón de cada ser.

Antes el objetivo a alcanzar era el equilibrio y formación interior de las esencias del individuo y ahora la meta es la formación de las esencias y equilibrio de la sociedad en la que estamos.

El objetivo de antes, de la humanidad infantil, era desarrollar la propia glándula pineal (tercer ojo, sentidos internos)

El objetivo de ahora, de la humanidad adulta, es desarrollar la glándula pineal mecánica de la tecnología, de la máquina o nave, de la infraestructura de la sociedad, como un desarrollo hacia el exterior del ser humano en el reflejo y proyección manifestada hacia afuera de la armonía conseguida en su interior.


Por eso actualmente para poder mantener activas las esencias y tener salud es necesario tener como objetivo el equilibrio de la sociedad, y trabajar pacíficamente por éste.

El bloqueo del camino hacia esa acción de la búsqueda pacífica del equilibrio de la sociedad bloquea también la activación de las esencias y eso produce enfermedades.

La oscuridad, la jerarquía afuera de lugar, bloquea el camino hacia el equilibrio de la sociedad, lo cual produce trastornos.

Para evitarlo tan solo debemos de estar Ahí, tomar lo que el Ahi nos da que es activar las esencias para ir tras el equilibrio de la sociedad.



Fernando Ortolá

 




martes, 10 de mayo de 2022

El gran error esencial que produce la esclavitud

 



EL ORDEN DE ESENCIAS EN EL ACTO DE CREAR


El camino que el Creador sigue para crear es girando hacia la izquierda en torno del Cenu, es decir, empezando por el cuadrante C que es su voluntad de crear, y después se dirige hacia el cuadrante E que es el sentimiento hacia lo que va a crear, a continuación se dirige hacia el cuadrante S que es el pensar en cómo crear lo que quiere, y luego llega al cuadrante F que es su creación ya hecha.


El giro hacia la izquierda en torno del Cenu es el camino hacia el interior y el giro hacia la derecha es el camino hacia el exterior.

El Creador realiza su obra girando hacia la izquierda, es decir, vía interior.


Varios atributos se asocian a cada uno de los 4 cuadrantes y esencias que los representan para comprender así mejor los significados de las partes y etapas del importante acto de la creación.


Los seres creados estamos hechos a imagen y semejanza del Creador el cual es nuestro Padre.

Por eso tenemos en nosotros la misma facultad de crear girando hacia la izquierda en torno del Cenu, es decir, vía interior.

El giro hacia la izquierda que es la vía interior y el camino del Creador es también el camino espiritual.

El giro hacia la derecha que es la vía exterior y el camino de la creación es también el camino material.

Es decir que nuestro ser que está compuesto de materia y de espíritu contiene los dos giros, el giro hacia la izquierda que es el giro del espíritu y el giro hacia la derecha que es el giro del cuerpo físico.


Los dos giros son correctos cuando se realizan en el área a la que cada giro pertenece.

Es decir que el giro del espíritu es correcto cuando gira hacia la izquierda, pero será incorrecto cuando gira hacia la derecha.

Lo mismo se puede decir del giro de la materia el cual será correcto si gira hacia derecha e incorrecto si gira hacia la izquierda.


Un ejemplo del giro hacia la derecha de la materia se puede ver en el proceso a través del que un árbol crece a partir de su semilla la cual representa a la primera esencia C y de esta empieza a salir un tallo que en primer lugar se desarrolla en el interior de la tierra que representa a la segunda esencia F, y después el tallo sale a la superficie, al aire, el cual representa a la tercera esencia S, y luego el árbol da sus frutos que representan a la cuarta esencia E.


Las esencias que quedan atrás según el sentido de giro derecho o izquierdo representan a C, al interior, al individuo, y las esencias de delante representan a F, al exterior, al colectivo.

Es decir que por ejemplo en el giro hacia la izquierda es correcto que sea la mente (el cerebro, S) la que dirija al cuerpo, lo cual en esa situación esencial sería la acción de giro correcta y positiva, pues se refiere al giro hacia la izquierda asociado al individuo.

En esa misma situación sería incorrecto el giro hacia la derecha (F) el cual se podría manifestar cómo que el colectivo (F, institución, exterior. política, materia) controla la mente (cerebro) del individuo.

Ese giro incorrecto produciría innumerables trastornos al individuo.

En el mismo contexto veamos cual seria la relación correcta entre las emociones y la mente del individuo y cual seria la incorrecta.

En el individuo y girando de un modo correcto hacia la izquierda deben de ser las buenas emociones (E) las que dirijan la mente (las ideas y pensamientos) del individuo. Pues en ese sentido de giro hacia la izquierda las emociones están detrás de la mente, apoyando está, dándole la base.

El modo incorrecto de esa misma situación seria girando hacia la derecha, es decir, si una mente (ideas o pensamientos, S) externos (ajenos) al individuo controlan sus emociones (E)

Veamos el lado bueno y el malo de la relación entre la voluntad y las emociones del individuo:

Según el giro positivo de esta situación que es hacia la izquierda la voluntad del individuo (los propios principios) la que dirige sus emociones, es decir que es el individuo mismo (C) quien elige (C) hacer lo que desea (E), lo cual es positivo y está bien, pues así debe de ser.

El giro negativo de esta situación que es hacia la derecha se refleja en en que las emociones (E) del colectivo (Un grupo de fans de cualquier tendencia) dirigen y manipulan la voluntad (C) manipulan la voluntad de un individuo, es decir que le condicionan su forma de ser, lo robotizan, no le dejan ser él mismo, le impiden seguir su propia voluntad.

Veamos ahora el lado bueno y el lado malo del contacto entre la voluntad y el cuerpo de cada individuo:

Girando en sentido positivo hacia la izquierda es el cuerpo del individuo (F) el que apoya, sostiene y manifiesta el espíritu, acción y voluntad (C) del individuo tal como debe de ser para que todo vaya bien, pues cada uno debe de ser dueño de su propio cuerpo.

Girando en sentido negativo hacia la derecha es la voluntad (C) del colectivo la que dirige el cuerpo de los individuos, en un sentido negativo, es decir, que manipula y esclaviza. 

Este es el gran error esencial de la esclavitud. 


El camino del individuo y el de la creación giran ambos hacia la izquierda pues tanto uno como el otro son dos atributos de la misma primera esencia C. 


LA MATEMÁTICA CENUÍTICA DEMUESTRA LA EXISTENCIA DE UN DIOS JUSTO, BUENO, PRÓXIMO Y FAMILIAR


Un individuo contiene dos giros, uno hacia la izquierda y otro hacia la derecha.

El giro hacia la izquierda es el del espíritu el cual sigue el siguiente orden de esencias: C, E, S. F.

Este es el mismo giro hacia la izquierda y orden de esencias que el Creador usa para crear el universo, pues primero activa su voluntad (C) con el impulso de querer crear algo, después siente lo que quiere crear (E), luego piensa (S) en cómo va a crearlo y finalmente lo crea (F).

Los mismos pasas sigue un individuo en el desarrollo de sus acciones personales, primero tiene la iniciativa de hacer algo (C), después siente lo que quiere hacer, se emociona con su proyecto (E), por ejemplo en la construcción de una mesa. Luego planea, proyecta, diseña, grafica, piensa (S) en cómo va a construir la mesa, qué materiales va a emplear, cómo les va a dar forma y de qué manera los va a ensamblar entre ellos. Finalmente se pone manos a la obra y construye la mesa (F).

El individuo para realizar sus proyectos y construcciones sigue los mismos pasos que el Creador para realizar su obra, lo cual vuelve a indicar que todos los individuos estamos hechos a imagen y semejanza de nuestro creador.

El giro hacia la derecha que todos los individuos también contenemos en nuestro ser es el giro de la materia, de nuestro cuerpo físico. Este sigue un camino contrario al giro del espíritu el cual seguía el orden esencial de C, E, S y F, mientras que el orden esencial del giro hacia la derecha de la materia es de C, F, S y E.

Ambos giros empiezan en la primera esencia C, pero uno gira hacia la izquierda, el espíritu, y el otro gira hacia la derecha, la materia.

Un individuo que fabrica una mesa representa al espíritu de la acción y como tal y cómo individuo sigue un giro hacia la izquierda con el cual decide crear la mesa (C), se emociona con su proyecto, lo desea (E), lo planifica (S) y finalmente construye la mesa (F)

Los materiales usados para hacer la mesa y la mesa misma representa a la materia y por eso durante su proceso de creación sigue un giro de esencias hacia la derecha, es decir que la identidad (C) de la materia prima usada es madera (F) la cual sufre una transformación (S) y se transforma en una mesa que es un producto que ofrece un uso y un beneficio (E)

Ambos giros conviven juntos en un individuo, el giro hacia la izquierda del espíritu y el giro hacia la derecha de la materia,

el giro hacia la izquierda en el individuo mismo y el giro hacia la derecha en los objetos en los que el individuo actúa y elabora.


La evolución del gran colectivo de la humanidad sigue un giro hacia la derecha, según el orden de esencias: C, F, S y E.

Esto es así debido a que el colectivo es un atributo de la segunda esencia F junto con la materia, el exterior, etc. 


Por eso la humanidad en principio y en lineas generales evoluciona desde sus origenes primitivos (C) creando una infraestructura social (F) guiada por el intelecto e inventiva (S) hacia una sociedad floreciente (E)


El hecho de que la evidencia muestre que la sociedad humana cómo colectivo siga un giro esencial hacia la derecha muestra la existencia de un Creador de la sociedad y de este mundo el cual gira en dirección contraria a su humanidad creada, es decir que gira hacia la izquierda, mientras que su obra creada gira hacia la derecha.

Lo mismo que si una mesa que está siendo fabricada gira esencialmente hacia la derecha y el individuo que la está fabricando gira esencialmente hacia la izquierda... entonces por regla de 3 un colectivo humano que evoluciona esencialmente hacia la derecha debe de tener un Creador que le esté creando y conduciendo con un giro hacia la izquierda.

De lo cual se puede hacer la consiguiente síntesis y formula cenuitica, basada en este caso en una regla de 3:


Fabricante de la mesa, giro izquierdo (C) --- construye una mesa, giro derecho (F)


Colectivo de la humanidad, giro derecho (F) --- debe de estar construida por alguien con giro izquierdo (C) (la equis que hay que despejar)


Sigo con la síntesis cenuitica:


Mesa (F) --- Fabricante (C)  

Colectivo (F) --- Fabricante (C)(equis)


Un paso mas de progresión sintética:


Mesa F --- Individuo (C)

Colectivo F --- Individuo equis C


Otro paso:


F en C --- C en C

F en F --- X en X


Despeje de las dos equis:


X = Creador.


En este punto es interesante seguir los pasos de la regla de 3 a la formula cenuitica para ver lo que sugiere y la información que contiene.


Para lo cual hay que multiplicar y dividir los términos, es decir que:


Mesa --- fabricante

Sociedad --- X


X = Dios (el Creador)


El desarrollo de la fórmula:


El fabricante multiplicado por la sociedad y dividido por la mesa es igual a equis.


Desarrollo interpretativo de cada término de la operación de la regla de tres:


1- Fabricante multiplicado por la sociedad:


Lo cual indica que los fabricantes de las mesas no son exclusivos sino que cualquier individuo puede fabricar una mesa si se lo propone.

Es decir, que vivimos en una sociedad humana en la que debe de existir una igualdad de derechos y privilegios y donde nadie es más que nadie, ni siquiera el fabricante de las mesas.


2- Fabricante multiplicado por la sociedad y dividido por una mesa:


Lo cual indica que las mesas se deben de dividir en partes iguales (división = igualdad) entre todos los individuos que forman la sociedad humana. Es decir que todos los individuos que forman la sociedad humana tienen el derecho de tener una mesa.


3- Fabricante multiplicado por la sociedad y dividido por una mesa es igual a Dios.


Lo cual indica que una sociedad de individuos que conviven con igualdad y que son poseedores de una mesa cada uno de ellos, es decir que tienen igualdad de derechos, privilegios y recursos básicos (la mesa)... es Dios.

Es decir que una sociedad igualitaria es Dios, es el Creador.


El desarrollo de la interpretación de la fórmula dice que el Dios Creador de nuestro mundo es un grupo de gente conviviendo en armonía e igualdad entre ellos.

Es decir que nuestra sociedad humana es la creadora del mundo en el que estamos, es Dios, es el Creador.


De lo cual se puede concluir que nosotros los seres humanos somos quienes creamos este universo en el que estamos trabajando en ello como partícipes de la creación junto a otros seres humanos más evolucionados que nosotros que nos enseñan y dirigen en nuestra función creadora y con los cuales formamos una sola gran familia universal de seres humanos que convivimos con igualdad de recursos y armonía, y que todos juntos somos el Dios creador del universo en el que estamos.


DISTINTAS FORMAS DE RELACIONES INDIVIDUO-COLECTIVO, EN POSITIVO Y EN NEGATIVO


Giro a la izquierda:

FC en positivo, de F a C
 
El cuerpo del individuo (F) es llevado por la voluntad  misma (C) del individuo.

FC en negativo, de C a F

La institución del colectivo (F) lleva la voluntad (C) del individuo.

La institución del colectivo  (F) es conducida por un solo individuo (C, dictadura) 

CE en positivo, de C a E

La voluntad y acción dl individuo son llevados por el deseo, buenas emociones y armon;ia del individuo.

CE en negativo, de E a C

Los placeres materiales (E) son llevados por el ego dominante e insatisfecho del individuo.

El deseo de placer (E) de un individuo domina la identidad y acciones de los individuos del colectivo/ 

La identidad del colectivo (C, patriotismo) lleva las emociones del individuo (fanatismo)

Las emociones de un individuo E dirigen la identidad de un colectivo.

ES en positivo, de E a S

E sentido común (S) del individuo controla y dirige sus emociones (E)

ES en negativo, de S a E

Las normas (S) del colectivo controlan las emociones (E) del individuo.

SF en positivo, de S a F

El cerebro del individuo (S) es llevado por su cuerpo (F)

SF en negativo, de F a S

La normas del colectivo (S) poseen los cuerpos de los individuos (F)

Fernando Ortolá