viernes, 25 de octubre de 2013

Un Ovni insecto derribado por una violenta `PU`



Hoy, como una de tantas veces, he salido a correr para hacer un poco de deporte.
Son buenos momentos para meditar y elevar la vibración.

Cuando ya venia de regreso por la calle Javastraat, a  pocos metros delante de mi una mujer gruesa gritaba a un hombre con un tono muy enfadado, diciendole así:

¡A dónde tú estabas! ¡En casa de Jacinta! ¡¡¡Hijo de PÚta!

Paracia un asunto de celos de ella hacia él.

 Con la gran caja de resonancia que representaba el enorme cuerpo de esa mujer su voz sonaba como un autentico trueno ensordecedor.
Una verdadera bomba de sonido para los timpanos  de todo el que pasase por allí en ese momento, como era mi caso.

 Al decir esa oscura frase la señora descargó todo su mal genio sobre ese pobre hombre que ante ella no pudo escapar de su alarido.

 Y toda la vibración negativa de su colera la descargó justamente al decir la silaba ¨PU¨ de hijo de PUta.
En esa silaba, justamente en la ¨PU¨ acentuó enfaticamente su ennegrecida frase, descargando el punto algido de su enojo precisamente en esa fraccion de segundo en la que pronunció la silaba ¨PU¨ de esa terrible frase a la que ya me he referido.

 Es decir que esa bomba emocional de oscura y destructiva energia estalló en un momento concreto: con la silaba ¨PU¨.

Ademas, ese momento en el que pronunció la silaba ¨PU¨ lanzando su fatidico chorro energético, fue tambien el momento en el que yo con mi carrera pasaba junto a ellos.

En el mismo instante en el que escuché ese horrendo sonido ¨PU¨ entró un enorme insecto volador dentro de mi ojo izquierdo.

Precisamente en la misma fraccion de segundo,... ese ¨PU¨ auditivo coincidió exactamente con el doloroo impacto de ese gran insecto dentro de mi ojo.

Pude sentir nitidamente que ese repentino ataque hacia mi vino probocado por la mala vibración de esa señora enfadada.

En el caso de que esa señora no hubiese estado allí, ese insecto volador se hubiera dirigido igualmente en direccion hacia mi ojo, pues ese era el destino.

Pero antes de llegar al impacto el insecto hubiese hecho una rapida maniobra para no chocar.
Igualmente mi cerebro, hubiera captado el insecto, de un modo natural, automatico e inconscientemente para mi, haciendo que moviese ligeramente mi cara para evitar la colisión, o que parpadease para protejer el globo ocular.

Tanto el insecto como yo hubiesemos podido evitar ese accidente entre ambos en el caso de que nuestra paz y armonia no hubiese sido alterada por el hipogrito de esa señora, el cual, con el detonador de su sílaba ¨PU¨, asustó y rompió la armonia natural de toda entidad de su entorno, y tambien la del insecto que volaba y la mia que corria.

Con la armonia perdida no se pueden evitar los accidentes, y estos se presentan en el momento en el que estalla la bomba emocional que interrumpe la armonia, y por lo tanto detiene por un instante el estado de alerta necesario para poder esquivar los peligros y que todo vaya bien.

Este hecho se ha vuelto a hacer de un modo muy claró hoy partente con este suceso acaecido.
Pues es justamente en el instante algido de la agresion de esa señora hacia el hombre cuando el insecto a entrado en mi ojo.

¿Qué culpa tienen los demas del enfado de ella?

Este es otro de tantos ejemplos que demuestra que el enfado, la violencia, la agresión, no solo está afectando a la persona hacia la que dirigimos nuestra cólera, sino que afecta por igual a todas las personas que se hallan en ese momento al rededor nuestro,... aunque no las veamos, porque talvez esten a nuestra espalda, y aunque no sepamos quienes son, sin embargo el enfado les afectará tambien a ellos produciendoles accidentes, tal como ha sucedido hoy entre el insecto y yo,... pues no queriamos hacernos daño el uno al otro, pero confundidos por la mala vibración del grito de la señora él me ha golpeado en el ojo, como un autentico puñetazo, y mi ojo sin querer le ha atrapado.

Y si con un golpe de mala vibración (como el de esta `PU` referida) se puede hacer tanto daño a terceras e inocentes personas,... es fácil imaginar todo el bien que se puede hacer a multiples terceras personas simplemente con el hecho de intentar mantenaer nuestra buena vibración,... aunque no conozcamos de nada a esa gente que beneficiamos indirectamente con nuestras emociones de armonia.

Asi qué ánimo,... y buen humor para todos. :)


 Fernando Ortolá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Conclusiones y opiniones de los lectores: