domingo, 11 de agosto de 2013

Si quieres saber la verdad escucha lo que te dice tu consciencia cenuítica


...Y lo que te diga compártelo conmigo y con los demás al igual que yo comparto contigo y con los demás lo que mi consciencia cenuítica me dice a mí:

La casa fabricada se vuelve mas natural a medida que pasa el tiempo.
Al igual que sucede con todo cuanto fabricamos artificialmente.
De lo cual se deduce que la naturaleza la hemos creado nosotros también, en un principio, de modo artificial.

Nuestros cuerpos físicos también los creamos nosotros con la robótica biológica.
Aunque aún no somos conscientes de ello.
Cuando evolucionemos lo seremos y participaremos de la creación y mantenimiento artificial de nuestros propios cuerpos, junto con los humanos mas evolucionados que nosotros que realizan ahora esa labor por nosotros.

Los llamados extraterrestres ¨Grises¨ son el robot estándar a partir del cual se creó el robot androide humano, es decir, nuestros cuerpos.

Un niño pequeño no es consciente de que las casas se crean artificialmente. Cuando crece si que lo es y participa de ello, plenamente consciente de su labor.

Lo mismo nos sucede en relación a nuestro cuerpo. No somos conscientes de que se fabrican artificialmente. Cuando evolucionemos lo seremos y participaremos de ello.

Los Sumerios han dado la versión contraria a la realidad para esconder su falta.

Ellos fueron los humanos infantiles de nuestro pasado remoto, y por ello crearon problemas. Se revelaron en contra del plan de la creación del universo de modo artificial y progresivamente consciente por parte de los seres que lo habitan. Tal como me he referido a ello al principio de estos párrafos.

Quisieron someter al resto de nuestra comunidad de humanos del sistema solar.
A los llamados ¨Grises¨que rodean el sistema solar, y que son las piezas del proceso de fabricación de los cuerpos humanos y de su reparación,... los esclavizaron y pusieron a su servicio para sacar oro de la Tierra y así reparar la atmósfera de Marte en donde vivían.
Marte,... no Nibiru.

Allí se fueron a vivir los humanos rebeldes rompiendo la entronización existente entre los planetas del sistema solar, como la existente entre Marte y la Tierra, y yéndose ellos a vivir a Marte y dejando en el otro, en la Tierra, a sus marginados y explotados por ellos.
Pero el Padre mas alto de los humanos, que es un padre humano y hermano, les reprendió por lo que hicieron, eliminando la atmósfera del planeta en el que se refugiaban, de Marte.
Ellos entonces vinieron a la Tierra a por el oro para reparar la atmósfera de su planeta.
Haciendo uso de sus esclavos: los humanos terrestres.
El Padre volvió a darles una reprimenda por ello. Trajo la glaciación y les obligó a ellos, a los humanos rubios, a vivir en la Tierra, junto a sus humanos semejantes: negros, rojos, amarillos, etc.

El ser humano no es de este mundo, sino del otro, del Exis.
Por eso ha sido creado no como seres individuales sino en grupo, como un colectivo humano, reflejando así el Exis, que es el Cenu, para que el humano sea el representante y hallerador del Exis en este mundo,... el cual ha nacido del Exis.

El ser humano creado como grupo necesita siempre del amor y armonía cenuítica y Exial entre sus miembros (las distintas razas)... como tarea primordial e indispensable para poder sobrevivir... Por eso es el portador del amor creador y Exial a este mundo o universo creado por el amor y el equilibrio del Exis y como reflejo de este.

Pues el ser humano no ha sido creado como seres individuales y aparte los unos de los otros... sino como grupo, todos al mismo tiempo: africanos, americanos, asiáticos, europeos, etc.,...

Eso de que el ser humano primero era una pareja, Adán y Eva, que se fue procreando y reproduciendo hasta formar así a las distintas razas, es un cuento infantil y jerárquico.

Pues el ser humano no ha sido creado con jerarquía, sino con igualdad, con el Cenu, que es el equilibrio o amor Exial. a cuya imagen y semejanza ha sido creado el ser humano, como colectivo, como grupo, y no como individuos separados,... para que sea el portador del amor creador y Exial (del Cenu) a la creación o universo creado por el amor Exial, por su equilibrio: el Cenu.

La consciencia cenuítica es la que está dentro de todos y que nos pertenece a todos por derecho natural y con la que todos podemos comprender por nosotros mismos estas cosas y el universo en el que estamos.
Esta conectada a los poderes o facultades extrasensoriales: levitación, telepatia, etc.,...
Con esos poderes que son humanos y no sobre-humanos podremos ser participes de la creación.
Pero como protección natural de seguridad, esas facultades solo se activan en nosotros cuando se nos despierta la consciencia cenuitica,... para que con esos poderes no destruyamos el universo sino que ayudemos a construirlo con nuestras propias manos, inteligencia y demás  facultades humanas propias, siendo así participes de la creación, junto con el mismo creador.

La consciencia cenuitica es lo que nació en mí de niño  y con la cual comprendí el universo por mi mismo y se despertaron en mi las facultades extrasensoriales propias del ser humano.
Igual que nació en mí también puede nacer en todos, pues se halla dentro de todos, nos pertenece a todos por derecho natural y todos tenemos la facultad y posibilidad humana de descubrirla por nosotros mismos dentro de nosotros y de dejarla crecer para que nos llene de salud y de felicidad.

La consciencia cenuitica es la verdadera doctrina que todos tenemos dentro de nosotros tan solo por el hecho de existir.
Es intransferible de modo jerárquico.
Pues pertenece a todos y nace en todos.
Tan solo la podemos compartir los unos con los otros, de igual a igual, tal como yo ahora la comparto con vosotros.

No existe ningún ser en el universo que no conozca por si mismo la verdadera doctrina y que no la tenga dentro de él.
Todos, desde el ser humano hasta las piedras, pasando por las plantas y los insectos, todos tenemos la verdadera doctrina en nosotros, y todos somos conocedores de ella. Pues la verdadera doctrina es la vida y sin ella nadie podría vivir.

Que no os engañen quienes quieren manipular, comprar y vender a la verdadera doctrina,... de un modo jerárquico,... pues ellos tan solo desean someteros y esclavizaros, usando como arma represora la deformación de la verdadera doctrina que ya esta en todos vosotros y el consecuente caos y confusión que con ello producen a sus víctimas.

Tampoco os preocupéis en darles su merecido por lo que hacen, pues si lo hacéis caeréis aún mas en la trampa que os tienden, por haber aceptado su reto.
Dejad que sea el Padre bueno el que los juzgue.
Y vosotros simplemente practicad la doctrina verdadera que ya está dentro de vosotros, y que os pertenece a todos por el simple hecho de existir.
Practicad lo que todos ya escucháis por vosotros mismos de la doctrina verdadera: el amor y la igualdad con vuestros semejantes.
Practicar así vuestro verdadero y mas profundo deseo humano, que es el compartir y amar a todos de igual a igual.
Pues así hemos sido creados, de esa única manera y con ese único propósito: del amor y para el amor.
Sed vosotros mismos.
Sed libres.
Estar Ahí.
Ahí.



Estando Ahí os daréis cuenta que empezareis a comprender el universo por vosotros mismos, y así lo empezareis a ver tal como es.
En esa imagen del universo que veréis, todos coincidiréis y estaréis de acuerdo, pues el universo en el que estamos es uno solo.
Al igual que todos coincidimos en el hecho de que el agua moja, o que el calor evapora el agua, o que el aire mueve las hojas de los árboles o que las plantas salen de la tierra, etc.,... pues esas son cosas que todos vemos por nosotros mismos,... y ante ellas no hay dudas ni diferencia de opiniones, pues todos por nosotros mismos, con nuestros sentidos, las vemos y las comprendemos.
Lo mismo sucederá cuando haciendo uso de nuestras facultades humanas empecemos a ver y comprender el universo por nosotros mismos.
Todos veremos el mismo universo, compuesto por las mismas esencias, y en ello todos coincidiremos, pues será lo que todos por nosotros mismos veremos y comprenderemos, que es el universo en el que estamos.

Entonces, nos daremos cuenta de que en el universo existe un orden fijo y determinado de esencias y que ese orden especifico se distribuye por todo su espacio y  tiempo, creando y dando forma y desarrollo a todas las entidades tanto animadas como inanimadas que lo componen.
A ese orden básico de esencias y al gráfico y fórmula determinada que forma... le pondremos un nombre, tal como yo le llamo el Cenu.

Y con ello daremos nombre a una nueva ciencia a la que yo llamo la cenuitica.
Una ciencia autodidacta, pues será la ciencia o la consciencia de todos, con la que todos veremos y comprenderemos el universo por nosotros mismos, una ciencia o consciencia cenuitica y autodidacta que está dentro de todos, que nos pertenece a todos, y con la cual todos podemos ver y comprender nuestro universo, y coincidir todos en lo que vemos y comprendemos, pues como decía, el universo es solo uno.

A esa consciencia autodidacta que todos tenemos y que es capaz de ver y comprender el universo por nosotros mismos... yo le pongo un nombre concreto y especifico, le llamo la consciencia cenuítica.
Y en torno a ello creo el nombre de una nueva ciencia, la ciencia cenuitica. La ciencia autodidacta.
Y si le pongo un nombre es para hacerla bien patente,.. para remarcarla y a su vez protegerla de todas las manipulaciones que la humanidad ha sufrido y que se han llevado a cabo dañando, atrofiando, prohibiendo y atorando el crecimiento de la consciencia cenuitica que esta dentro de todos,... para que nunca mas vuelva a suceder,... para que nunca mas vuelva a haber un niño sin la posibilidad de comprender el universo por él mismo.



Fernando Ortolá






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Conclusiones y opiniones de los lectores: