jueves, 4 de mayo de 2017

Visión del Gran Ojo, anotaciones.


Desde Diciembre del año pasado 2016 suelo ver un ojo al dirigir mi vista al Sol con los ojos cerados. Es un ojo cálido y humano, que se presenta de distintas maneras, grande o pequeño, estatico o en movimiento.
A veces se mueve todo el ojo y a veces solo el iris y su pupila, como el ojo de una persona que mira de un lado a otro.
A veces se ve mas parecido a un gráfico y a veces mas humano, lleno de ternura.
Casi siempre se ve rodeado de marcados rayos de luz, que se mueven a un lado y a otro como una larga cabellera que le acompaña en sus movimientos,... es impresionante, el ojo siempre está ahí, ante el Sol, cuando le miro con ojos cerrados.

Ayer hice un alto en el camino para cerrar los ojos y dirigir de nuevo mi cara hacia Sol.
Estuve un rato sin verle, oyendo las cabras y vacas que habían en un prado próximo a mí.
De pronto apareció el ojo, y me pareció verle mas grande que nunca, muy cerca de mí, con un enorme iris y pupila.
Vi esos pequeños puntos luminicos que entraban y salian del gran ojo, con sus trayectorias siempre circulares, como trazos dibujados por esos  puntitos de luz mas intensa que van y vienen, entrando y saliendo por el ojo, por el Sol.
Puntitos de luz: naves.
Pues en alguna ocasión he visto varios ojos moviendose que al alejarse se han transformado en los puntitos de luz.
Otras veces, en el lugar que ocupaba el ojo he visto una forma que parecia ser una nave.
Similares a esas formas ovaladas a las que suelen llamar Ovnis, o Ufos.
Un ojo es tambien un óvalo.
Si me fijo tambien puedo ver el ojo en otros lugares, sin el Sol delante, incluso de noche.
Tan solo hay que cerrar los ojos y buscarle. Este siempre se halla por alguna parte y termina por aparecer entre la tipica oscuridad que se ve con los ojos cerrados.
En una de estas ocasiones he visto crecer su iris que se ha transformado en un gran circulo de luz azul, como una puerta por la que se puede entrar o salir.
Aunque cuando se mira al Sol con los ojos cerrados el ojo aparece mas deprisa, con una mayor intensidad, haciendose sus formas mas tangibles, concretas, palpables y visibles.

Muestro a continuación algunas de las ultimas anotaciones de las visiones del Gran Ojo:

Estas son varias visiones en un mismo dia, de hace unas semanas atrás:

Visión 1:

Fondo mas azulado, sin tonos rojos, el dia estaba semi-nublado, y el Sol traslucía entre las nubes.
Veo el ojo con el iris mas grande que en las anteriores visiones:


Antes de eso el ojo se acerca desde la parte derecha alta y se pone ante mi.


Se ve mas difuso y no tan marcado como en visiones anteriores.
A continuación se le ven marcadas unas cortas pestañas que le acentúan la carasteristica de un ojo.

Visión 2:

Fondo azul. El iris del ojo grande. El ojo está situado en la parte derecha y su iris se mueve de izquierda a derecha.


Visión 3:

Veo el ojo mas pequeño.
Fondo rojizo.
El ojo estaba en el fondo de un tunel formado por haces de luz roja que salian de su iris y por los que circulaba energia que iba hacia él desde la Tierra. Ascendia hacia él como por un pasillo de aspecto cónico.


Visión 4:

Se ve el ojo pequeño descendiendo a un lado y a otro de la vertical.

Visión 5:

Veo el ojo pequeño que hace espirales y luego va hacia abajo moviendose de izquierda a derecha


Interpretaciones de despues de estas visiones de ese dia:


Mientras miraba hacia el Sol con ojos cerrados me apoyaba con una mano en la valla de madera de un recinto con vacas tibetanas peludas y cabras.
Es primavera y los animales están en celo. Un toro y una vaca, frente a frente se acariciaban la cara muy romanticamente el uno al otro, y una cabra que se ve que tuvo compasión de mi por el poco exito que tuve al intentar dar un manojo de hierba a una vaca... vino a hacia mi, me miro fijamente y me pidio caricias al igual que podria hacer un perro, era muy elocuente, se ve que a falta de pareja... el animal se buscaba la vida como podia.
Unos kilometros mas adelante, en otro recinto publico de animales, un avestruz se encontraba en pleno acto idilico con su pareja. Primero pense que estaba desparasitando a su cachorro con el pico, pero mas tarde me di cuenta de que no era su cachorro sino su pareja, en pleno acto ¨matrimonial¨
Cerca de ese lugar varias cabras se acercaron a mi, a mirarme y pedir atención, y poco despues una mamá avestruz tambien vino a donde yo estaba y estuvo mirandome muy de cerca.
Antes de eso ya me habia encontrado con un perro bastante grande que venia ladrando hacia mi y pensé que me queria morder.
Cuando su ocico casi tocaba mi pierna su amo que estaba sentado en un banco a unos metros me decia:
¡No te preocipes, no muerde, solo te está pidiendo caricias!
El perro seguia ladrando mas fuerte a mi lado, haciendome temblar de miedo, mientras que su amo seguia insistiendo:
¡Acariciala, acariciala!
Menuda contradicción, la misma e intrinseca contradiccion que siempre contiene el amor fisico y carnal.
¿Cómo vas a amar a alguien que está siendo violento contigo?
¿Cómo se puede amar a un violador, o a una violadora?
Finalmente cerré los ojos y acaricie a la perra, por no hallar otra escapatoria de la situación.
Mientras pensaba: ... No hay otra... o me muerde o lo consigo.
Tuve suerte y la perra se tranquilizó y dejo de ladrar.
Su amo tenia razón, pues la perra, con su monstruoso ladrido tan solo pedia caricias.
¿Que vibración captará del entorno el animal para actuar de esa manera?
Estuve a punto de preguntar a su amo:
¿Su mujer hace lo mismo cuando desea que alguien le acaricie?
O... ¿Hace eso usted mismo con su mujer?
Pero finalmente no le dije nada y me fui, solo lo pensé.
Esas demandas agresivas de ¨amor¨ son los resultados del exagerado deseo de placer material, pues la naturaleza endulza el amor, como el adorno y estimulo externo, de algo que es una vibración interna y espiritual, pero sí ésta, el amor verdadero e interno, se pierde, entonces ese adorno externo se transforma en una grotesca exigencia de placer material.
Todos los animales con los me encontré ese dia estaban pidiendo atención, caricias,... amor, aunque el amor que en ese momento yo tenia para ellos no era el fisico y carnal, sino el interior, pues dentro de mi pasajera tristeza, me sentia muy feliz, y parece que ellos lo captaban y venian.
El amor es algo mas profundo que la relación sexual, pues el estimulo de esta es tan solo un pequeño dulce ofrecido por la naturaleza para asegurar la procreación de la especie. No es mas que eso.
El amor que merece ser conservado es el amor interior, el espiritual, el mayor y verdadero dulce eterno.
El placer sexual es la miel que contiene la semilla. No hay que usarlo mal y despreciar la semilla, pues si se hace, la naturaleza puede quitar la miel, e ingeniar otro sistema para que la especie se pueda seguir procreando.

Somos las semillas de la estrella Sol.

Y pensando de nuevo en el Sol me preguntaba a mi mismo:
¿Por qué el iris del ojo se veia mas grande en esa reciente visión del Sol?
¿Tal vez sea porque el Iris del Ojo se ve mas grande en Holanda que en España, por estar la primera mas cerca del Polo Norte?
Ya que existe una asociación entre el Polo Norte y el Sol.

Con un ojo mas grande se ve mucho mas pero  las lagrimas tambien pueden ser mayores, por lo que hay que vigilar que el placer (esencia E..) esté en el lugar correcto (en el interior...) y no se desperdicie saliendo al exterior en forma de lagrimas para no ser saturado a causa de un exceso de materia.

En otro momento de mi trayecto he visto un arco iris que se producia en el agua de una fuente que empujada por el viento recibia unos rayos solares. El orden de sus colores que acompañaban el sentido de mi marcha, indicaban el giro derecho.
Lo cual corrobora los apuntes cenuiticos acerca de que el giro hacia la derecha representa la marcha de la materia y el giro hacia la izquierda la marcha del espiritu.

Hay muchas referencias a los atributos de la cuarta esencia E:
El agua donde se ve el arco iris, la miel, el placer del sexo, etc. y por otro lado la falta del espiritu (la primera esencia C) ante la exagerada demanda de placeres materiales (E desviada)
El placer (E) material, debe de transformarse en espiritual (interno) que es la correcta  ubicacion cenuitica del verdadero placer, la interna y no la externa.
Las visiones del Sol recuerdan esto.
El agua (Esencia E, el placer) va y viene del Sol (del Cielo, lluvias, evaporación), y no hay que olvidar que nuestro espiritu tambien lo hace (nacimientos y muertes), hay que ser consientes de ambas cosas, del cuerpo y del espiritu y no solo del cuerpo, pensando solo en los placeres materiales, hay que pensar tambien en el espiritu, para que asi nuestro placer (esencia E) sea autentico, e interno (la felicidad interior...) y nuestro cuerpo tenga el espiritu que necesita para estar sano.
Un cuerpo sin espiritu (sin felicidad interior) enferma.
El arco iiris en la fuente decia lo mismo:
Hay que girar en el buen sentido, con el cuerpo y el espiritu en armonia, de la mano, con el verdadero placer (agua, esencia E..) en el amor del corazón, en nuestro interior.

Cuando un macho ronda a una hembra debe de hacerlo con autentico amor interior, de lo contrario no sembrará la vida sino la muerte, tanto a si mismo, como a su pareja y a toda su descendencia, hasta que descubran el porqué del caos hereditario y su origen y lo corrijan situando el placer en su lugar correcto: el interior, el espiritu.

Lo que mas me impresionó de las visiones de ese dia fue ver como una gra cantidad de cúmulos de energia roja ascendian hacia el Sol formando las paredes de un largo tunel en cuyo final estaba el iris del ojo, el Sol.
Esas largas filas de energia roja con textura de apretadas nubes estaban situadas en el lugar a donde le correspondería estar a los haces de luz solar, pero en vez de que por esos haces descendiese la luz del Sol hacia abajo, hacia la Tierra, sucedia lo contrario, la luz de la Tierra ascendia hacia el Sol, por ese tunel, pero era una luz roja, de una energia roja, y no una luz blanca o amarilla como la que desciende del Sol a la Tierra.
Esto resultaba chocante de ver.
Una luz que en vez de bajar del Sol subia hacia él y que en vez de ser amarilla fuese roja.
Esas imagenes decian mucho dando cabida a su correspondiente interpretación.

Me dio la sensación de que esas masas de energia roja que formando un largo tunel ascendian de la Tierra al Sol eran los espiritus de los muertos en su subida al Cielo y al universo despues de abandonar su cuerpo fisico.
La vida de ellos, de color rojo, como la sangre, el espiritu (primera esencia C, rojo), liberado del cuerpo ascendia hacia el iris del gran ojo, hacia el Sol, como un chorro incesante e inacabable de vida que iba de la Tierra al iris del gran ojo, al Sol.

Era en principio raro y despues estremecedor al sentir  que esas imagenes estaban mostrando la realidad del ascenso continuo de los espiritus desencarnados hacia la luz, como un rio que no se detiene.

Todo ello me llevaba a comprender de nuevo que igual como la luz y la vida viene continuamente del Sol a la Tierra, tambien sucede lo contrario, la vida regresa continuamente de la Tierra al Sol.

Como el agua que el Sol evapora haciendola ascender al Cielo y luego de este desciende de nuevo a la tierra con las lluvias, en un ciclo continuo de ascenso y descenso.

En la Tierra nacen y mueren vidas en cada instante, sin parar, en un chorro continuo de vida que viene y va, va y viene, de la fuente de vida a la Tierra, de la Tierra a la fuente de vida, del Sol a la Tierra, de la Tierra al Sol, una y otra vez.

Es facil comprender que en la Tierra hay nacimientos en cada instante, como la luz de un Sol que no para de brillar de dar luz y vida.

Pero es mas dificil imaginar que en cada instante se esta muriendo un ser vivo, como un chorro continuo de vida que se va de la Tierra.

Estamos mas aocstumbrados a pensar que la vida viene de otra parte... que pensar que la vida se va a otra parte.

Lo cual es normal, pues siempre es mas agradable pensar en la vida que en la muerte.

Por eso nos puede resultar chocante la imagen de una luz que asciende de la Tierra al Sol y nos es mucho mas familiar la luz que desciende del Sol a la Tierra.

Los haces de luz que en las visiones veo del gran ojo estan curiosamente divididos en dos tonos de color, pues la mitad longitudinal de un rayo, desde su origen hasta su punta, es roja y la otra mitad es amarilla.
Lo cual expresa los dos flujos de energia de la luz, uno, el amarillo, el flujo de energia luminica que viene del Sol a la Tierra, y otro, el rojo, el flujo luminico que va de la Tiera al Sol.

La vida que viene y la vida que regresa.

Esto cumple con la ley cenuitica de la entronización, pues la Tierra y el Sol están entronizados, al igual que todos los astros entre si, y por eso no puede ser que tan solo venga un flujo energetico del Sol a la Tierra, sino que tiene que venir otro flujo de la Tiera al Sol.

---o---

Tal como se mostraba en mi visión, la luz roja de la Tierra ascendia al Sol por un largo tunel.

Lo cual e interpretado como el ascenso al cielo de los espiritus desencarnados.

Sin embargo la luz que viene del Sol a la Tierra nos llega de un modo externo.

Es decir que en la visión se mostraba a la energia lumínica que va de la Tierra al Sol de un modo interno, frente a la anergia luminica que viene del Sol de un modo externo.

Con ello se presenta media fomula de la entronización, y en la otra media, que según la cenuitica tambien debe de estar presente, la energia lumínica de la Tierra va al Sol de un modo externo y la energia lumínica del Sol va a la Tierra de un modo interno.

¿En que escenario se puede presentar a la energia lumínica de la Tierra yendo al Sol de un modo externo y a la energia lumínica del Sol yendo a la Tierra de un modo interno?

Meditando en ello y con ayuda de las formulas cenuiticas vamos a encontrar el lugar en el que se halla esa situaión diferente a la que estamos habituados a contemplar, pero presente y activa,... pues una entronización debe de estar presente en ambos lados.

Esta es la anotación de la visión del ojo:

El Ojo-Sol ilumina al mundo entero.

El sonriente sauce llorón

 Caminando por Amsterdam he visto al lado de un canal un sauce lloron que descansaba muy sereno sobre su porción de tierra junto al agua.
Sus ramas colgantes mecidas dulcemente por una ligera brisa y bañadas de luz solar me invitaban a su hogar, con una sonrisa.
Siguiendo mi corazón he salido de la acera para entrar en su verde recinto y desde alli, de pie e inmovil he cerrado los ojos y dirigido mi cara hacia el Sol.
Mirando con ojos cerrados he vuelto a ver el ojo pequeño y que parecia realizar una gran accion. con pequeños movimientos, como si estuviese muy ocupado, depues haciendo espirales vino un momento de la lejania para saludarme y regreso nuevo a donde estaba, en la parte derecha en donde daba perqueñas vueltas, muy activo y ocupado.

De lo cual interpreto que el Sol no es un ser inerte, relajado y meditante, sino que está muy ocupado cada dia en los asuntos del mundo.

Un mundo en el que los intereses politicos no solo han deformado las escrituras religiosas sino hasta los dichos populares.

Como por ejemplo este:

¨... Ojos que no ven corazón que no sienten...¨

Esta es una inversión del dicho verdadero

El verdadero y originario dicho es al reves:

¨... Corazón que no siente ojos que no ven...¨

y.. ¨... Ojos que no ven corazón que siente...¨

Estos son dichos de espiritualidad humana de nuestros antepasados, llena de primcipios humanos y por lo tanto igualitarios.

El materialismo jerarquico (afuera de lugar) los invirtió para alejar a la gente de la igualdad y poderles manipular

Ojo de mi corazón
tu si que eres el Padre, la Verdad y la Vida
bendice a mis hermanos igual como me bendices a mi
para que tengan salud y felicidad.

Visión Ojo 15 abril 2017:

Junto a la verja del campo de deporte proximo al centro deportivo he mirado hacia el Sol con ojos cerrados.
En los primeros momentos no se veia nada y a veces aparecia el ojo muy pequeño,  de nuevo como si estuviese muy ocupado.

Despues ha hecho mas acto de presencia y primero he visto los rayos que le rodean y despues el ojo en el centro. Aun asi continuaba viendose vagamente.

Poco mas tarde, de repente ha aparecido la silueta del ojo bien marcada sobre todo en la parte derecha y con el iris en medio como una esfera bien definida dentro del ojo.

Al mismo tiempo de aparecer el ojo he visto tambien unos puntos de luz dorada por encima de él, que aunque se veían estáticos, sin embargo daba la sensacion que eran naves dimensionales que en ese momento entraban o salian por la puerta dimensional solar.
Tal vez esa es la tarea que tenia el ojo en ese momento, como puerta dimensional, habian naves entrando o saliendo del Sol.

La anotación de otra visión del ojo:

Hoy en mi futing me he detenido y mirado hacia el Sol para saludarle.
El Sol estaba muy ocupado, habían varias naves entrando y saliendo por él con trayectos de luz circulares, podía ver las naves y los trayectos, aunque las veia quietas, como en una fotografia afuera del tiempo a través del ojo solar y por eso las veía estaticas, detrás de las naves se veia el ojo del Sol en tonos difusos y rojizos, en pleno trabajo, y se veían los dos ojos del Sol,como si realizasen un gran esfuerzo entre su fuego y llamas solares. Aún con todo ese trabajo el Sol ha venido a saludarme. Una espiral salia del fondo con curvas pequeñas, eran del ojos del Sol que venia a darme su saludo. Ha llegado proximo a mi y ha aparecido el Ojo durante unos instantes, grande, sereno, humano, lleno de cariño. y ha regresado a su trabajo.
He seguido el camino de regreso a casa.

En algunas visiones he visto ante el gran ojo a los puntitos de luz, las naves, paralizadas y con las lineas que marcan sus trayectos de luz detenidas.
Es como si un gran trafico de naves se detuviese, se quedase congelado, se parase en el tiempo,... y en ese momento de paralisis de las naves es cuando el gran ojo saliendo en espirales desde un profundo lugar se acerca a mi para saludarme, mostrandose muy humano, y despues regresa a su trabajo y las naves salen de la inmovilidad y contibuan sus trayectorias entrando y saliendo del gran ojo, el Sol, la gran puerta dimensional, por la que pasa todo el gran tráfico.


Fernando Ortolá


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Conclusiones y opiniones de los lectores: