domingo, 5 de julio de 2015

El gran botón selector de dimensiones


El eje de la Tierra  esta inclinado 23,5º, con respecto al eje vertical  de la eliptica del sistema solar.

Esa inclinacion determinada (23,5º) del eje de la Tierra mantiene las estaciones del año (primavera, verano, otoño e invierno) y con ello el clima y temperatura adecuada que permite el desarrollo de la vida sobre la superficie de nuestro planeta.

Por eso, si la inclinación del eje de la Tierra se altera, con ello se alteran las estaciones, el clima y la temperatura, y la supervivencia de la vida sobre el planeta puede verse amenazada.

Con eso se comprende lo importante que es mantener la justa inclinación del eje de la Tierra: 23,5º

Ademas de eso, la inclinación del eje de la Tierra tiene otras funciones y no solo el mantenimiento de la temperatura planetaria.

Otra de esas funciones es la de crear la realidad dimensional en la que vivimos. Es decir que la inclinación del eje de la Tierra esta creando y manteniendo la cuarta dimension aparente en la que vivimos. Por lo que si se altera su inclinación no solo se altera la temperatura del planeta pudiendose producir una glaciación, sino que tambien se altera la cuarta dimension aparente en la que vivimos y todas las cosas y seres que esta contiene.

Pues la inclinacion del eje de la Tierra es como la linea señalizadora de cualquier boton conmutador selectivo que podemos ver por ejemplo en un aparato de musica, a traves del cual podemos subir o bajar el volumen de sonido, si queremos la musica mas alta giramos el boton haciendo que este señale a un numero mas alto, y si queremos la musica mas baja lo giramos en direccion contraria haciendo que este señale a un numero mas bajo.
El mismo tipo de botones conmutadores están en distintos utensilios que usamos diariamente, como la lavadora, la calefaccion, el auto, etc.
El eje de la Tierra es otro de esos botones conmutadores que se inclina para seleccionar la dimension en la que queremos vivir.
Si lo inclinamos a 23,5º, que es como ahora está, tendremos la cuarta dimensión aparente, que es la realidad y dimensión en la que ahora nos hallamos.
Si giramos el boton inclinando el eje de la Tierra a 7º, entonces entraremos en una dimensión mas alta, en la sexta aparente, que es tambien la dimensión en la que se halla nuestro Sol que tiene una inclinacion maxima de 7º en su eje de rotación.

Si inclinamos el eje de nuestra Tierra a 2º, entonces entraremos en la sèptima dimensión aparente, que es la dimensión en la que se halla la supuesta estrella mayor (posiblemente Alción) en torno a la que gira nuestro Sol, y la cual debe de tener posiblemente 2º de inclinación en su eje de rotación.

Por otro lado, si giramos el gran boton conmutador de la Tierra hacia el sentido contrario inclinando aún mas el eje de la Tierra, y lo ponemos a 66º, entonces descenderemos una dimensión, pasando de la cuarta dimensón aparente en la que estamos a la anterior tercera dimensión aparente.

Y si giramos el gran botón conmutador de la Tierra a su posición maxima inclinando el eje terrestre a 90º, entonces entraremos en la segunda dimension aparente (La superficie plana, la eliptica), que es la dimensión en la que se produce el salto dimensional pues en la  segunda dimension aparente aparecen unidos los puntos espaciales que en la tercera dimension aparente estaban opuestos entre si.

La nave dimensional consigue ir a la segunda dimension inclinando su eje de giro a 90º, y en ese momento la nave desaparece del lugar en el que está y aparece en el lugar de destino, en un solo instante, habiendo realizado asi el salto dimensional.

La nave dimensional no viaja a traves del recorrido lineal del espacio de una sola dimension.
Sino que viaja a traves de distintas dimensiones, tal como su nombre indica: nave dimensional, es decir, que viaja a traves de las dimensiones, mientras que una nave espacial viaja a a traves del espacio de una sola dimension.

Las naves que se ven en las peliculas de la famosa serie de ¨La guerra de las Galaxias¨ , por muy modernas que parezcan, son naves espaciales, y asi las reconociamos, como naves espaciales, no son naves dimensionales, las cuales son de un nivel teconologico mas alto que todas esas naves espaciales que hace algun tiempo nos presentaban las peliculas de ciencia ficción como la antes mencionada.

Hoy en dia, tal como la cenuitica muestra, las naves dimensionales superan la tecnologia de las naves espaciales, por muy modernas que estas nos pareciesen, a los boquiabiertos niños que sin pestañear las veiamos en la pantalla de nuestro televisor casero y familar, dibujadas animada y cariñosamente sobre esa cajita no muy inteligente, y no prestabamos atención al caramelo que en ese momento se caia de nuestra boca al suelo perdiendose aplastado contra la dura, marmolizada y fria segunda dimension, como un dulce presagio que subliminalmente ya nos estaba susurrando a nuestros infantiles oidos:
¡Hey...niño...despierta hombre...no pierdas el tiempo con esas baratijas espaciales... descubre la verdadera tecnologia humana... la cenuitica... las verdaderas naves, las naves dimensionales... hazte un adulto... se consciente del Hen de tu evolucion en el que ya estas junto al mundo entero...!
... Y con el tiempo, cuando se han calmado nuestras tiernas y delicadas excitaciones infantiles... hemos escuchado esa voz interior que ya desde niños nos susurraba al oido, la hemos comprendido, y como acto solemne y personal hemos desplegado nuestras alas para volar por el plano de la consciencia que nos ha conducido para contemplar que ya somos seres adultos, en el Hen de nuestra evolución, tal como esa voz interna nos susurraba al oido de pequeños.

Y asi estamos ahora, volando todos por el mismo cielo como seres lires y hermanos, intentando comprender el universo en el que estamos y haciendo trabajos de estudio en equipo, para alcanzar la meta de una sociedad con una mayor igualdad, evolucion y tecnologia que nos lleve a poder volar juntos y dimensionalemnte para poder conocer el universo en el que estamos.

En eso andamos,... o mejor dicho,... ¡En eso volamos!

Intentando realizar el verdadero vuelo, no solo a traves del espacio de una sola dimension, no el vuelo espacial, sino el vuelo a traves de distintas dimensiones, es decir, el vuelo dimensional o inter-dimensional, el vuelo vetical y espiral, el que nos eleva, y no solo el vuelo plano, espacial, concentrico, marmolizado, que nos mantiene pegados al suelo de la superficie plana de la eliptica y de las dos dimensiones, un plano en el que permanecemos adhosados como el caramelo que de pequeños caia de nuestra boquiabierta boca,... un suelo del que debemos de despegar para poder conocer de verdad el universo en el que estamos, que no es unidimensional sino pluri e interdimensional,... que no es una eliptica plana, sno una gran esfera entronizada dimensionalmente con otras esferas y universos, en donde el infinito existe menos y se comprende mas, junto a la realidad de toda la existencia en su conjunto.

Es decir, que cuando nos desplazamos con una bicicleta, con cada pedaleada nos dirigimos unos metros mas adelante de nuestro recorrido espacial y permanecemos siempre en la misma dimension en la que nos hallamos, amparada y sostenido por los formales 23,5º de inclinación del eje de la Tierra: el gran boton conmutador de dimensiones.

Pero cuando viajamos con una nave dimensional, con cada ¨pedaleada¨ o digamos cada paso que realizamos en nuestro trayecto dimensional, no nos deaplazamos unos metros espaciales mas adelante como haciamos con la bicicleta, sino que nos desplazamos a una dimension mas alta, en donde todo lo que habia en la dimension en la que estamos ya no existe, y nos hallamos ante una nueva realidad, en la que nuestra nave acaba de entrar, aparecida allí aparentemente de la nada, y si entonces seguimos girande el boton dimensional conmutador de nuestra nave, es decir, si seguimos inclinando su eje de giro... entramos en una dimension aun mas alta, en donde vuelven a desaparecer todas los objetos y seres de la dimension anterior por la que estabamos pasando y aparecen otros objetos y seres distintos, otro paisaje, otro mundo,... y asi podemos seguir viajando dimensionalmente con nuestra nave dimensional, no solo por el espacio de nuestra dimension sino de varias dimensiones diferentes.

En el primer salto dimensional que habremos realizado girando el boton conmutador a los 7º de inclinación habremos entrado en sintonia con la dimension mas elevada en la que se halla el Sol cuyo eje se halla inclinado a 7º
Es decir que esteremos captando al Sol tal como el Sol se siente a si mismo dentro de la dimensión en la que se halla.
Que es una dimension mas alta en la que los objetos y cosas de nuestra dimension ya no existen.

A esa dimension mas alta en la que vive el Sol y que mantiene con los 7º de inclinacion de su eje de rotación... habremos llegado con nuestra nave dimensional al inclinar tambien 7º el eje de giro de esta, entrando asi en sintonia con la inclinación de 7º del eje de rotacion del Sol, y apareciendo asi con nuestra nave en la dimensión en la que el Sol vive, que es una dimension mas elevada a la nuestra, la quinta dimension aparente, en la que como digo, veremos un nuevo planeta, con paisajes distintos y gente con vestiduras diferentes, otro color de cielo y de vegetacion, otros tipos de animales, todo sera diferente.
Y entonces nos preguntaremos:
 ¿Adonde hemos llegado?
O mejor dicho:
¿A dónde hemos aparecido?
¿Qué planeta es este?
Siempre nos sorprendera por un momento, pero siempre recordaremos:
¡Ah sí!... estamos en el planeta Sol.

Porque nuestro Sol en esa dimension mas alta que la nuestra en la que él vive... no es un Sol ni una estrella... sino que es un planeta como el nuestro, aunque distinto, con otra fauna, paisaje y gente.
Y además con las cualidades propias de una dimension mas alta que la nuestra, es decir, con una mayor tecnologia, una sociedad mas igualitaria y armonica, y un desarrollo mayor de los sentidos extrasensoriales internos, como la telepatia, la telequinesis, la levitacion y otros.

Veremos que sus habitantes tambien tienen naves dimensionales como las nuestras con las que igual que nosotros viajan a dimensiones mas altas y a dimensiones mas bajas, como a la nuestra, a la cuarta dimension aparente, en donde nuestra Tierra existe y el Sol sigue siendo una estrella y no un planeta como en esa dimension mas alta.

Entonces, cuando descendamos de nuestra nave y andemos por el planeta Sol al que habremos llegado, y hablemos con cualquier abuelito que encontremos sentado en el banco de un parque y que nos invite a conversar, él siempre nos recordará el miedo que los terrestres les teniamos a sus naves dimensionales cuando las veiamos aparecer en nuestro cielo azul o nocturno llenas de luz, y nos inclinabamos para adorarles como si fuesen dioses.
Y nuestro anciano interlocutor en ese momento nos dirigira una cariñosa carcajada mientras nos dirá lo siguiente:
¡Os haciais encima del miedo que teniais cuando nos veiais llegar!
Y nos seguira contando:
Mas tarde con el tiempo ya no os asustabais tanto, ni nos llamabais dioses ni hijos del Sol ni nada de eso,.. ¡Al fin amigo!... y ya nos empezabais a ver como gente que con sus naves viene de otro planeta para visitaros.
Eso ya era mejor para nosotros tambien.
--Asiente con mirada nostalgica el anciano habitante del planeta Sol
-- Y continua diciendo:
... Pero el problema se presento cuando queriais saber de dónde veniamos, de qué planeta, pues no comprendiais nada cuando os señalabamos a vuestro Sol para indicaros que de allí veniamos.
¿Que os podiamos decir entonces?
¿Que veniamos de Zeta Reticuli?

No podiamos insistir mucho diciendo que veniamos de relativamente cerca, del Sol, pues con ello corriamos el riesgo de que retrogradarais empezando a llamarnos de nuevo ¨Hijos del Sol¨ y a jerarquizarnos otra vez adorandonos como dioses.

Eso paso sobre todo en ese tiempo en el que no se porqué empezasteis a tomar drogas por todo tipo de tubos y conductos, el tiempo que llamais los años 60.

Pero mas adelante con una ciencia nacida de vosotros mismos, la cenuitica, pudisteis comprender que vuestro Sol en otra dimension es un planeta, y que en ese planeta, el planeta Sol, vivimos nosotros, y que no somos ni vuestros dioses ni los hijos del Sol sino seres humanos como vosotros que vivimos en otra dimensión, la quinta aparente, que es una dimension mas alta que la dimension en la que vivis vosotros que es la cuarta aparente, pero que no por eso somos mejores o peores que vosotros, simplemente que estamos mas evolucionados que vosotros social y tecnologicamente, pero no vivimos en una sociedad jerarquica sino igualitaria y vivimos en casas familiares como las vuestras, tenemos nuestros trabajos y nuestras aficiones como vosotros, tambien somos fisicamente igual que vosotros, somos seres humanos, aunque con mas evolucion, nada mas eso, y mucho de nuestro trabajo esta enfocado a ayudaros a vosotros a evolucionar.

... Despues de despedirnos del amable abuelito que habiamos encontrado en un parque del planeta Sol, volvemos a subir a nuestra nave dimensional y girando de nuevo el boton conmutador dimensional de nuestra nave lo ponemos a 66º de inclinacion de eje,... y ¡...Zááás...! desaparecemos del planeta Sol ante los ojos del abuelito mientras este saludandonos con su manos se despide de nosotros con una gran sonrisa.

¡Buen viaje colegas!

¿Pero a donde aparecemos despues con la nave al haber inclinado su eje 66º?

¿Quizas en el infierno por esa relacion del 666 con el demonio?

No,.. apareceremos en una dimensión inferior a la nuestra, en la tercera dimensión.

Que no será el infierno aunque su gente alli esten menos evolucionados que nosotros, sino que será simplemente un planeta como el nuestro pero distinto, alumbrado por un Sol,... y... ¿Sabeis quién será ese Sol?,... ese Sol será nuestra Tierra, la cual en una dimensión mas baja que la nuestra es un Sol, el Sol Tierra, o mejor dicho: la estrella Tierra.

Es posible que en ese planeta de la tercera dimension aparente la gente que seran humanos como nosotros tengan menos sensibilidad, sean un poco mas vastos, con menos evolucion tecnologica y mas parecidos a los animales, es posible que algunos de ellos tengan rabo y  grandes orejas en punta, algo asi como los pintan en algunos antiguos grabados egipcios,... pero sin embargo, como digo, no seran seres inferiores a nosotros, ni demonios, sino seres humanos como nosotros, pero menos evolucionados, a quienes  deberemos de ayudar a evolucionar.
Tampoco viviran dentro de nuestra Tierra aunque esa sensacion nos dará cuando con la nave aparezcamos en el planeta de ellos,... por la relacion entre el vortice del giro del eje de rotacion de la nave con el vortice de giro del eje de rotacion de la Tierra y por el descenso a una dimension inferior,... sino que esa gente viviran en su propio planeta como el nuestro, aunque distinto, con otra vegetacion, color de cielo y de flores, otros animales, etc., y los seres humanos que alli viviran, aunque menos evolucionados que nosotros, tambien seran seres humanos, con un cuerpo muy similar al nuestro, con sus emociones, sus familias y sus casas, igual que nosotros.

Todo esto es lo que le sucede a la nave dimensional cuando varia la inclinación de su eje de giro, pasando asi de una dimension a otra,... imaginaos ahora lo que le sucede a la Tierra cuando se altera la inclinacion de su eje de giro.
Le sucede lo mismo que a la nave.
Cambia la dimensión de la Tierra, ascendiendo a una dimensión mas alta o descendiendo a una dimensión mas baja, segun sea la imclinación de su eje de rotación.
Es decir que al variar la inclinacion del eje de la Tierra desapareceran las cosas y seres que esta alberga, como nosotros, cambiaran de formas, de colores, de aspectos, toda la realidad será diferente, el cielo cambiará de color, al igual que el mar y la vegetación, habran vegetales nuevos y otros habran desaparecido, habrán animales nuevos que antes no existian, las estrellas del cielo serán otras y de otras formas y colores, el satelite de la Tierra, la Luna, será distinto, o habran mas satelites, o ninguno, la gente tendra otros valores y otra forma de ver la vida, otro tipo de percepcion y un aspecto fisico ligeramente diferente al de antes, aunque igualmente con cuerpos humanos, pero con un color de piel posiblemente distinto, como el azul, con ojos color naranja y dientes color violeta, pero igualmente seres humanos,... Ah... y con una percepcion o facultad extrasensorial aumentada o disminuida dependiendo hacia donde se halla girado el conmutador dimensional de la Tierra, hacia una mayor apertura de la inclinacion del eje terrestre bajando asi a dimensiones menores o hacia una menor apertura ascendiendo asi a dimensiones mas altas.

Mirad todo lo que afecta la inclinación del eje de la Tierra a la realidad en la que vivimos y a los seres humanos, fijaros que nuestras cabezas están inclinadas igual que la inclinación del eje de la Tierra, a 23,5º.
El eje de la Tierra que nuestra cabeza refleja va desde la coronilla hasta la barbilla, y el eje de precesion (el eje de la eliptica del sistema solar con respecto a la Tierra) va desde la parte superior de la cabeza (estando en posición recta y vertrical respecto al suelo)... hasta el cuello y lo pies, formando un angulo de 90º con respecto al suelo.

El eje de la Tierra y nuestras cabezas

A traves de estas formulas y observaciones cenuiticas se puede deducir el aspecto de los humanos que viven en el planeta Sol, pues este tiene una inclinacion de eje de 7º, que es menor que la inclinacion del eje de la Tierra de 23,5º. Por lo tanto las cabezas de los habitantes del planeta Sol tendran una menor distancia entre la coronilla y la parte alta de la cabeza, habiendo un angulo de 7º entre ambas partes con respecto al centro de la cabeza, mientras que nuestras cabezas tienen una distancia mayor entre coronilla y parte alta, concretamente de 23,5º, la misma distancia angular de inclinacion de 23,5º que tiene el eje de la Tierra el cual moldea nuestras cabezas y toda la realidad de la dimensión cuarta aparente en la que vivimos.
Las cabezas de los soleanos (habitantes del planeta Sol) serán ligeramente mas altas y alargadas hacia arriba que las nuestras y mas en  punta, ya que en ellas se unen las dos direcciones de crecimiento de la cabeza, el crecimiento hacia la coronilla (en inclinado) mas el crecimiento hacia la parte superior (en vertical), dando como resultante un recorrido mas largo y por lo tanto una cabeza mas alargada hacia arriba y en punta, por ese mayor acercamiento entre la parte alta y la coronilla.
Las cabezas de los alcionenses (habitantes del planeta Alción) aún seran mas alargadas hacia arriba y en punta, por haber menos distancia entre sus coronillas y sus partes altas, concretamente una distancia de 2º, los mismos 2º de la iclinacion del eje del planeta Alción, la cual moldea las cabezas de sus habitantes y la realidad de la dimensión sexta aparente en la que estos viven.
Sin embargo las cabezas de los habitantes de una dimensión menor que la nuestra, la dimensión tercera aparente, tendran una mayor distancia angular entre sus coronillas y la parte alta, haciendo así unas cabezas menos alargadas, mas cortas y achatadas hacia abajo, debido a la mayor distancia existente entre las dos direcciones de crecimiento, la de la coronilla y la de su parte alta, dando como resultado una suma de recorridos que alcanza una menor distancia.


Fernando Ortolá


1 comentario:

Conclusiones y opiniones de los lectores: