domingo, 21 de septiembre de 2014

El descuelgue cenuítico de la última chispa


Detalles del contexto

En la imagen se ve una especie de tornado que fotografié ayer en Holanda y que vino acompañado de un enorme trueno. Hay algunos Ovnis por el cielo y sobre todo cerca de la trompa,... aunque tambien podrian ser pajaros vistos desde lejos, pero se ven muy redondeados y esféricos.
Arriba, a la izquierda y al lado de la copa del tornado se ve una nube ovalada que tambien parece un Ovni camuflado, mucho mas grande que los otros, como si fuese la nave nodriza de estos.
¿Estará ese torbellino formado por el giro de la nave nodriza sobre su eje?
O... ¿Será el torbellino la puerta dimensional que el giro de la nave nodriza abre para que lleguen a nuestro mundo las otras naves mas pequeñas?
Hay detalles sorprendentes que hacen pensar estas cosas.

La reconciliación cenuitica y humana entre el cuerpo y el espiritu

Los malos sentimientos y no aceptación de unos hacia otros produce el desequilibrio de esencias.

Ya que cada uno de todos los seres somos una pieza única, necesaria e imprescindible, con una función exclusiva y única y productores de un fruto exclusivo y único que es necesario e imprescindible tanto para el conjunto de todos los seres como para cada uno de los seres que lo componemos.

Los frutos que cada uno de nosotros producimos son las esencias que todos necesitamos consumir como vitaminas vitales, para poder estar sanos y sentirnos bien.

Por eso, cuando tenemos un mal sentimiento hacia alguien y de ese modo le rechazamos, no le aceptamos, le marginamos,... con ello estamos negándonos a consumir la esencia imprescindible que esa persona fabrica internamente y que nos transmite también por un camino interno,... pero que nosotros  con nuestro mal sentimiento le cortamos el paso, no le permitimos llegar a nosotros,... es decir, que bloqueamos la llegada interna de esa esencia a nosotros,... y eso nos desequilibra las esencias y nos produce la enfermedad.

De lo cual le cenuitica, la ciencia que estudia las esencias, nos ayuda a deducir que cuando volvemos a tener buenos sentimientos y a aceptar a todos por igual... es entonces cuando recuperamos la salud.

Y la sanación puede llegar a parecer milagrosa cuando la recuperación de nuestros buenos sentimientos y aceptación igualitaria y mutua es intensa.

Aunque tal como la cenuitica también afirma, en ello no hay ningún milagro, sino que no es mas que pura ciencia profunda del ser humano, pura cenuitica.

Pues es comprensible que igual como los astros del universo se hallan suspendidos en el espacio, apoyándose los unos a los otros, como cogidos de la mano, manteniendo así un equilibrio y armonia entre ellos,... que por lo mismo los seres vivientes también nos hallamos sostenidos por un balance de las esencias que nos componen,  por un equilibrio entre nosotros.
Y para que ese equilibrio exista debemos de tener una estrecha interdependencia, es decir que nos debemos de sostener y necesitar los unos a los otros de igual a igual,... igual que los astros en el universo.
Es decir que cada uno de nosotros debemos de fabricar un fruto que los demás necesiten consumir de modo imprescindible para poder estar sanos.

Pues ese el modo para que nos necesitemos y nos amemos intensamente los unos a los otros.

Y por eso, los seres vivientes, estamos hechos así, para que nos necesitemos y amemos intensamente los unos a los otros,... es decir,... para vivir en un paraíso de salud, felicidad, libertad e intenso amor entre nosotros y hacia todo lo que nos rodea.

La cenuitica afirma y demuestra científicamente que estamos, diseñados, fabricados, creados... y existimos.... únicamente para ello,... para el amor intenso entre todos y entre todo, para la felicidad, la libertad, la salud.
Es decir, tal como la cenuitica se refiere a ello con sus términos: para estar Ahí.

Volviendo al planteamiento del principio, se puede deducir la siguiente formula cenuitica y esencial:

Lo malos sentimientos desequilibran las esencias.

Y... a su vez:... el desequilibrio de esencias produce malos sentimientos.

Es decir, que si un día al levantarme por la mañana de repente me viene un sentimiento de rechazo y de no aceptación hacia alguien,... ese mal sentimiento me producirá un desequilibrio en mis esencias vitales, y ese desequilibrio me enfermará.

Pero al mismo tiempo, ademas del desbalance (o mal sentimiento) que en ese momento se produce en mi internamente,... externamente también he creado una atmósfera de rechazo hacia esa persona hacia la que tengo un mal sentimiento. Pues si le veo por la calle haré como que no le he visto, hablaré mal de esa persona,... desprestigiaré todo lo que esa persona produce,... etc. Lo cual ira tejiendo el escenario de un enfrentamiento casi físico entre esa persona y yo,... lo cual se proyectará en un enfrentamiento casi físico entre esa persona y quienes le aceptan en un bando y yo y quienes me aceptan en el otro bando.
Hasta un día en el que ese casi enfrentamiento físico entre ambos bandos se transforme en una autentica batalla.
Esto finalmente se habrá transformado en una guerra la cual originariamente habré producido yo mismo con mi mal sentimiento que un día tuve hacia alguien.

Si a este enfrentamiento entre los dos bandos se acerca una persona ajena a esas dos partes y casualmente cae en un bando o en otro,... inmediatamente lo incluirán en sus filas,.. le militarizarán,... le conducirán a tener malos sentimientos hacia el bando contrario. Odio y fanatismo autenticos,... hasta el punto de darle un arma y decirle:
¡... Ves a disparar a la gente del bando contrario!
¡...Mátales...!

Es decir, que hasta ese punto habrá llegado ese mal sentimiento que en una buena o mala mañana de un dia del pasado tuve hacia alguien.

La formula esencial y cenuitica se cumple así:

Mi mal sentimiento hacia alguien produjo un desequilibrio de esencias, es decir, la guerra.

Y ese desequilibrio de esencias o guerra producido por mi... a su vez produce nuevos malos sentimientos en otros.

Volviendo a la síntesis de la fórmula:

1-Un mal sentimiento produce desequilibrio de esenias.

2-Un desequilibrio de esencias produce un mal sentimiento.

Siguiendo con la progresión sintética de la misma fórmula cenuítica llegamos a que:

1- Una oscuridad espiritual produce una oscuridad física.

2-Una oscuridad física produce una oscuridad espiritual.

La cenuitica sigue exprimiendo la esencia:

1- La oscuridad C produce oscuridad F.

2- La oscuridad F produce oscuridad C.

Seguimos sintetizando:

1- C produce oscuridad en F

2- F produce oscuridad en C

Lo cual es un claro circulo vicioso esencial.

Exprimimos un poco mas en busca de la esencia:

1- C ataca a F.

2- F ataca a C.

Conclusión cenuitica:

C y F están enfrentadas,... en guerra.

¿Que son C y F?

Son las dos primeras esencias:

C: La primera esencia, con los atributos de espíritu, interior, invisible, oculto, motor, el ¨Yo¨, etc.

F: La segunda esencia, con los atributos de
cuerpo, materia, visible, vehículo, el ¨Prójimo¨, etc.

¿Que aconseja la cenuitica para recuperar la armonía entre C y F... Y recuperar con ello la salud?

Estudiar los atributos cenuíticos de una y otra esencia e intentar armonizarlos usando para ello el significado de esos atributos.

Por ejemplo:

La esencia C es el espíritu y la esencia F es el cuerpo.

Entonces... intentar armonizar el cuerpo y el espíritu.

¿Cómo?

Intentando proyectar con el cuerpo la armonía que sentimos en el espiritu.
Y a la vez intentando sentir en el espíritu la armonía  que producimos con el cuerpo.

O por ejemplo:

Intentando armonizarnos con el prójimo... dándole nuestro fruto y aceptando a su vez su fruto que él nos da.

En definitiva:
Armonizando el cuerpo y el espíritu.

Aunque igualmente se pueden obtener conclusiones por la obtención de armonía a través e cualquiera de los otros atributos de las primeras dos esencias C y F.

Cualquier tipo de armonización entre cualquiera de los atributos de las dos primeras esencias C y F... puede ser válida,... para poder recuperar la salud perdida.

Aunque la armonización entre los atributos del cuerpo y el espíritu es bastante fácil de aplicar,... pues para ello tan solo hay que intentar ser consecuentes con las cosas que sentimos,... es decir: ser uno mismo, hacer lo que sientes.

La armonización entre los atributos del ¨Yo¨ y el ¨Prójimo¨ también es bastante fácil de aplicar,... pues para ello tan solo hay que vivir en armonía con los demás, aceptarles de igual a igual,... incluso a los que antes se consideraban como enemigos.

Por estos medios es bastante fácil armonizar las esencias C y F,... y así obtener salud para nosotros y para los demás.

Fácil es,... pero la cuestión es: Atreverse.

¿Qué es la cenuítica... y qué hace?

La cenuitica como ciencia humana básica es la matemática mas alta, la medicina mas profunda, la geografía mas amplia, la química mas potente, la física mas extensa, la historia mas completa, la informática mas extensa,...la filosofía mas real y la religión mas verdadera.

Según los términos cenuíticos, muchas de las religiones conocidas cuelgan al ser humano de la última chispa.

¿Que significa colgar a alguien de la última chispa?

Significa producir un corto-circuito en alguien justamente en el momento en el que alcanza la gloriosa cima de su meditación,... de modo,...  que se queda ahí en ese lugar continuamente enganchado, reseteandose una y otra vez, como un disco rayado que se repite continuamente,... es decir, que su camino se detiene en esa cima de un modo antinatural,... sin que tenga la posibilidad de descender de nuevo por la ladera, para poder verter en los prados del valle toda la luz traída de la cima de la montaña.

Es decir, que ese corto-circuito de la última chispa (o de la cima...) producido por las religiones bloquea el ciclo evolutivo (o cenu) personal de la gente, paralizándoles en la ultima chispa de sus meditaciones personales,... en la cima de sus metas,... en la esencia C (Dios, creador, espiritu, interior, etc.),... de un modo antinatural les bloquea en ese punto álgido,... es decir que les saca del Ahí, de si mismos, de la libertad y de la salud,... les saca de la guia que Dios (El Ahí, el creador, la vida, el universo, etc.) da a cada uno continuamente. Pues Dios (el Ahí, el creador, la naturaleza, el universo, etc.) es quien lleva a la gente hacia la cima de sus logros, una cima que está representada tambien por la esencia de la que Dios es un atributo, es decir, la primera esencia C,... pero despues Dios (el Ahí... la naturaleza... el ser ellos mismos, etc.) les lleva hacia la siguiente esencia, es decir, hacia la esencia F,... hacia el descenso de la cima,... hacia el valle... para poder dar a los demás el fruto que cada cual ha adquirido personalmente en la cima.

Es decir que las religiones bloquean a la gente en la cima de la montaña,... que aunque represente también a Dios mismo como compañero atributivo, sin embargo Dios (el Ahí...) no nos pide únicamente que estemos ante su presencia (ante la esencia C) sino que también nos pide que descendamos a la oscuridad (abajo de la montaña.. al valle) y que transmitamos allí la luz que hemos adquirido en la cima.

Es decir, que el Ahí (Dios...) no nos da solo C,... sino que nos da C y F, continua y alternativamente... es decir... el día y la noche, la cima y el valle, el calor y el frió, lo húmedo y lo seco,... etc...

No solo nos da el día, la cima y lo seco.
Pues esto seria mas bien un desierto que un paraíso.

Sin embargo las religiones nos obligan a estar solo en la cima, ante la luz, ante la esencia C,... solo ante la presencia de Dios.

A través de esto la cenuitica demuestra que las religiones que actúan de este modo están transmitiendo a un Dios dominante, esclavizador, sádico y tirano,... que obliga a la gente  a estar ante él y a no moverse del sitio.

Claro está que el autentico Dios (Ahí..universo) no es así,... pues no nos da solo C sino también F, no nos cortocircuetea enganchándonos así sufridamente ante su presencia,... sino que nos deja libres, para que crezcamos de un modo sano y feliz, teniendo su presencia (C) pero también teniendo una huerta (F) en donde cosechar por nosotros mismos y poner así en practica lo que Dios (el Ahí... el universo) nos ha enseñado,...  teniendo así la posibilidad de crecer y llegar un día a ser como Él.

Eso nos da a entender que ese supuesto Dios que nos engancha  o cuelga de la cima o de la ultima chispa, en realidad no es Dios, sino que es un ser humano como nosotros, que con el único afán de dominarnos y de esclavizarnos se ha disfrazado de Dios ante nosotros,... produciendo un cortocircuito en nuestra mente y enganchándonos así de la cima en donde él se ha puesto ante nosotros,... colgándonos así de la última chispa de nuestras respectivas meditaciones y logros,... y no permitiéndonos que siguiendo nuestro ciclo natural descendamos ladera abajo hacia el valle para dar nuestros frutos a la gente,... pues él acapara nuestros frutos en la cima,... y es él el único que desciende de la montaña con todos nuestros frutos,... para darlos a la gente apareciendo ante ellos como el único Dios salvador, que les salva dándoles unos frutos que en realidad no ha producido él sino nosotros,... y que a través de estos no está dando la salud y la felicidad a la gente, tal como pretendíamos hacer nosotros, darles nuestros frutos, dar nuestro fruto personal a los demás,.... sino que lo que él pretende es hacerles chantaje con nuestros frutos, para  engancharles en la cima de la montaña igual que a nosotros,... y como a otros de esos nuevos esclavos que no para de reclutar entre la muchedumbre humana que habitan en el dulce valle humanidad, tan codiciado por él,... por el tirano humano disfrazado de Dios y de caridad.

Los nuevos esclavos van llegando así a la cima en donde produciendo un cortocircuito en sus mentes se les paraliza, obligándoles a renunciar, a la materia, al cuerpo, y al valle humano del mundo.
En ese momento los esclavos, empiezan a sentir que su cuerpo es malo, que la materia es mala,... y empiezan a desear la muerte, a no importarles morir,... para así poder desprenderse del cuerpo y de la materia y ascender al espíritu,... que es lo único que exageradamente consideran como bueno,.... tal como el cortocircuito efectuado en sus mentes equivocadamente les hace sentir.

En ese momento en el que al esclavo no le importa morir,... es cuando el tirano disfrazado de Dios que les somete siente que ha conseguido su propósito,... pues es cuando puede empezar a hacer uso pleno de él,... obligándole fácilmente a que se vista de soldado, que coja un arma y que vaya a matar a los enemigos que en realidad no son suyos, sino solo enemigos del tirano disfrazado de Dios que le somete.

La cenuitica nos hace conscientes de ese doloroso cortocircuito que el tirano  humano disfrazado de Dios produce en sus congeneres para colgarles de la ultima chispa, separar sus cuerpos de sus espiritus, y asi poder esclavizarles fácilmente.

Lo cual es equiparablemente igual de doloroso que el sufrimiento de alguien a quien de un modo brusco le impiden llegar al orgasmo cuando ya estaba casi alcanzándolo en el contacto sexual intimo con su pareja.

Es para volver loco a alguien, lavarle el cerebro, reducir su mente, volviéndole un tipo canijo, débil, sumiso, obediente,... y sobre todo... que no le importe morir en batalla para defender los intereses egoístas y materiales de su amo,... unos intereses de los que el esclavo no será consciente, pues su tirano sometedor previamente habrá invertido sus electrodos mentales (cortocircuiteado) haciéndole creer que no muere por egoístas intereses materiales sino por intereses de Dios,... y que a ello no es conducido por un egoísta tirano materialista sino por un mensajero de Dios mismo.
Aunque de mensajero de Dios:... nada.

La cenuitica como ciencia y espiritualidad o religión humana básica y verdadera no nos  cuelga de la ultima chispa, no nos lleva únicamente a la cima de la montaña y nos deja ahí enganchados, en la locura del reseteo continuo de un disco rallado, que separa así brutalmente nuestro cuerpo de nuestro espíritu, con la misma bestialidad con la que matan a un cerdo en una granja, y con el único interés de esclavizarnos,... No,... la cenuítica no actúa de este modo,... no produce en nuestra mente un cortocircuito para engancharnos de la ultima chispa, igual como cuelgan el cadáver de un cerdo dentro de un frigorífico,...  no nos cuelga de la ultima chispa ni de la cima,... no nos hace ver que nuestro espíritu es malo,... no separa a nuestro cuerpo de nuestro espíritu,... no nos hace ver que el espiritu es bueno y el cuerpo es malo,... no nos lleva solo a la esencia C del espíritu, de la ultima chispa, de la cima, y nos cuelga y engancha allí de un modo exagerado,... desprendiéndonos así de nuestro cuerpo,...
No,... la cenuitica no actúa así,... sino que nos lleva a la cima, a la ultima chispa, ante la esencia C, pero no nos bloquea allí,... sino que nos permite seguir fluyendo, seguir siendo nosotros mismos, y descender ladera abajo, hacia el valle (F) mostrándonos así también la esencia F,... dejándonos ver el panorama completo,... la C y la F, y permitiéndonos que vivamos el equilibrio humano y básico entre ambas esencias, entre la C y la F, entre el cuerpo y el espíritu, el día y la noche, etc., permitiéndonos así seguir siendo libres, nosotros mismos, felices, en equilibrio y armonía,... es decir,... permitiéndonos seguir estando Ahí,... tal como todos los humanos podemos estar por nosotros mismos:... Ahí.

La cenuitica no muestra solo la esencia C de la cima. no nos produce la tensión y el nerviosismo extremo y reseteo continuo y antinatural de bloquearnos, colgarnos o engancharnos de la cima de la ultima chispa o esencia C,... no nos separa así de un bruto arrancón el cuerpo de nuestro espíritu,... sino que la cenuitica nos muestra el panorama completo, tanto la esencia C como la F, de un modo relajado, permitiéndonos ascender a C y descender a F, de forma libre, sin bloqueos.
E igualmente, la cenuitica nos sitúa en el centro del cenu mostrándonos de un modo relajado no solo a una u otra esencia supuestamente predilecta, sino mostrándonos  por igual a todas las esencias que nos rodean en el cenu esencial de la vida, que son todas igualmente necesarias e imprescindibles y que componen el universo en el que estamos y lo hacen funcionar guiándole y conduciéndole día tras día.
La cenuitica nos ofrece un panorama real de nuestro entorno, de nuestro mundo y universo en el que estamos, para que lo vivamos tal como este es y tal como somos nosotros, estando Ahí,... siguiendo de verdad nuestro corazón, siendo nosotros mismos, con libertad,... es decir,.. estando Ahí como siempre, Ahí.


Fernando Ortolá

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Conclusiones y opiniones de los lectores: