jueves, 10 de mayo de 2012

Los Ovnis de colores y las naves niñera



 
LOS OVNIS DE COLORES


A veces aparecen en el cielo unos Ovnis en forma de luces multiples y de colores.
He leido preguntas acerca de la naturaleza de estos fenomenos, que voy a responder interpretándolos a través del código cenuita
Una presencia de luces múltiples denota una nave del HEN que representa el Hemisferio Norte evolutivo de las especies. Es decir que pertenecen a una civilización muy avanzada. Aunque esta es una suposición que cualquiera podría hacerse al observar a un aparato tecnológico de esas características suspendido en el aire.
El hecho de que sean de colores indica también a la pluralidad del HEN, es decir, que vuelve a señalar a una civilización avanzada.
El hecho de que esas luces de colores también se hayan visto en fila dentro de los Ovnis Cigarro (Ovnis alargados) y unidas por estrechos conductos, vuelve a indicar que pertenecen al HEN, pues la figura del HEN es la línea y el rectángulo.
Los habitantes del HEN evolutivo, al igual que los habitantes del HEN geográfico de nuestro mundo (el Norte) son mas blancos de piel, con cabellos y ojos claros. Por lo que es de suponer que así sean también los tripulantes de estas naves. Al igual que deben de tener bastante estatura.




Según el código cenuita, en la cúspide del Cenu que es el punto 3, se representa la mayor evolución tecnológica de nuestra especie humana tal como la conocemos. Alli es también en donde se manifiestan mas intensamente las figuras de la línea, el rectángulo y los cuerpos humanos altos y blancos de piel con facciones mas claras, que son quienes manejan esa tecnología de la cima de la humanidad.
La tecnología cima de nuestra humanidad es la fabricación de la puerta dimensional pues con ello ya no existen los límites y todo está al alcance de nuestras manos. Todo el universo. Al menos el universo de la dimensión en la que nos encontramos ahora.
Asi que esos seres que pilotan esas naves de colores y que a veces se ven dentro de una forma alargada (Ovni cigarro) y que tienen facciones blancas y que son altos...y que manejan las puertas dimensionales,... deben de ser los que nos llevan, cuidan y protegen a nosotros, a los humanos de la Tierra, desde tiempo inmemorial, posiblemente desde el momento en el que ellos también nos pusieron aqui en este planeta, como hijos suyos, y que nos siguen protegiendo hasta que rompamos el cascarón, salgamos de nuestro nido Tierra y aprendamos a volar, como ellos.
Ellos son quienes nos han engendrado a nosotros. No son de otra especie animal, son exactamente como nosotros, aunque mas altos, mas fuertes y mas evolucionados en todos los aspectos.
En donde ellos viven, en su planeta de mas evolución (posiblemente en la costelación de Orión) también existe el Cenu (disculpad mi sintesis que presento para no extenderme demasiado). Lo cual indica que allí aunque el estado de evolución tecnológica se presenta en el periodo que equivale a los mas blancos de piel,... sin embargo también hay oscuros de piel, y achinados, etc.,... es decir que es igual que aqui, aunque ellos viven con una mayor evolución tecnológica y social que nosotros, es decir que son altamente igualitarios y justos en el reparto equitativo de derechos y de privilegios, sin que las cosas como el color de la piel pueda afectar en lo mas mínimo a ese reparto equitativo de los recursos básicos para la subsistencia del cuerpo y del espíritu de todos por igual, sean del color de piel que sean.
Como decía el gran maestro Jesús: `... Como es en la Tierra es en el Cielo...`
Hay otros seres que se ubican a la derecha del punto 3 del Cenu, que es cuando la evolución humana va más lejos de su cima máxima tecnológica alcanzada,... e inicia su regreso hacia el HES, es decir, hacia el punto 2 del Cenu, hacia la naturaleza.
Durante esta trayectoria evolutiva, el ser humano, empieza a fundirse con la naturaleza,... su tecnología continúa desarrollándose aún más, pero él ya no es el dueño exclusivo de ella, sino que es una tecnología puesta en servicio de la naturaleza y de la ley universal. Es decir, que en este periodo post-cima-tecnologica-humana (post-punto 3 del Cenu) es cuando el ser humano empieza a ser parte activa de la naturaleza y de la creación, junto con el mismo creador, con el que es participe de su obra.
Es un periodo en el que el ser humano aprende a crear plantas y especies vivientes haciendo uso de su propia tecnología,.. aprende a controlar la genética, e incluso a transformar el propio cuerpo incluyéndole partes de otros animales, para agudizar  su percepción y longevidad en ciertas areas.
De este sector del Cenu evolutivo vienen  los llamados ¨Grises¨,... que en realidad no son mas que una continuación de la evolución de nuestra propia especie mas allá del punto 3 del Cenu evolutivo de la humanidad. Ellos tienen ojos achinados porque en este cuadrante del Cenu prevalece el triángulo que es la figura patrón que forma sus cuerpos. Tienen una semejanza fisico social y cultural con los habitantes de nuestro mismo cuadrante geográfico que representa a Oriente Norte, pues están regidos por los mismos atributos de la tercera esencia S que rige este cuadrante, como lo son el triángulo, o la piel pálida amarillenta, entre otros.
Son como nuestros abuelos étnicos. Y por lo tanto son los poseedores de nuestra semilla, al igual que una planta marchita posee la semilla de la planta nueva.
Aun así estos seres mas evolucionados, que dominan la genética, están al servicio de los humanos del punto 3 del Cenu, es decir de los que son altos y de tez clara que representan a la tecnología más alta alcanzada por el ser humano mismo. Pues estos son sus hijos y nuestros padres,...y son estos los que nos dirigen como a sus hijos,... para lo cual los padres de ellos, que son nuestros abuelos (habitantes del Cuadrante S del Cenu, como los ¨Grises¨) les ayudan,... al igual que los abuelos suelen ayudar en el cuidado que los padres ejercen sobre los hijos, que en este caso somos nosotros los humanos de la Tierra, que somos a su vez los nietos de quienes ayudan a nuestros padres a criarnos.
Según el código cenuita, nuestra meta evolutiva actual no está en ir hacia la fusión con la naturaleza (hacia el punto 2 del Cenu), sino en ir hacia la cima de nuestra tecnología (hacia el punto 3 del Cenu), aunque para ello si que debemos de elaborar una tecnología que sea cada vez mas efectiva y menos contaminante del medio ambiente natural.
Por eso en este momento evolutivo no nos dirigimos hacia el mismo lugar hacia el que se dirigen los humanos que ya han cruzado el punto 3 del Cenu como por ejemplo los ¨Grises¨. Pues ellos se dirigen hacia el punto 2 del Cenu, es decir, hacia la fusión total con la naturaleza, y nosotros aún nos estamos dirigiendo hacia el punto 3 del Cenu, hacia la cima tecnológica humana, en la cual en este momento se halla la especie humana que es similar a la nuestra en todo, excepto en que ellos están mas evolucionados, y son mas altos que nosotros (tal como hay quien les llama pleyadianos). Por eso estos son nuestros padres y guías mas directos,... hacia los que nos dirigimos, y quienes continuamente nos vigilan, cuidan y protegen en nuestra evolución tan de cerca como una madre puede cuidar a su hijo,... mas de lo que nos podemos llegar a imaginar.
Si en este proceso de su cuidado de atención hacia nosotros, se presentan los ¨Grises¨ (o especies similares) es porque estos están al servicio de nuestros guías o padres (los que son como nosotros pero mas altos) para ayudar a estos a cuidarnos, protegernos y alimentarnos, en aquello que nosotros aún no sabemos hacerlo por nosotros mismos, por no ser aun conscientes de esos alimentos vitales que ellos nos dan,... al igual que un bebé tampoco es consciente del tipo de alimento que necesita para subsistir,... y tampoco podría suministrárselo a si mismo.
En este mismo proceso de nuestro cuidado y protección, nuestros guías y Padres, dejan niñeras en torno a la cuna de su hijo humanidad para que estas vigilen su dulce sueño universal.
Es decir, que esas niñeras son aparatos voladores de alta tecnología y robots que vuelan en torno de la Tierra desde hace milenios, de modo automático, programados desde tiempo inmemorial, para que vigilen la evolución de ese precioso bebé humanidad que somos nosotros, todos los habitantes de la Tierra.
A veces esas naves niñera y sus robots deben de intervenir para corregir cualquier error o travesura que como niño humano hemos cometido, haciendo peligrar por ejemplo el ecosistema o la inclinación del eje de la Tierra. Por lo que en ese momento deben de intervenir las naves niñera tripuladas unicamente por robots, para corregir ese desbarajuste del balance natural que los humanos hallamos podido cometer por nuestra niñez.
Entre esas naves niñera que nos cuidan también hay ¨Grises¨ y similares,... pues ellos son nuestros abuelos étnicos que vienen a ayudar a nuestros padres (que son fisicamente como nosotros...) a cuidarnos.

LA NAVE NIÑERA


Una vez tuve una visión consciente muy clara, tan clara como si en vez de una visión fuese un viaje astral en el que yo estaba alli mismo, presente en el lugar observado y sintiéndolo en cada poro de mi piel.
Me encontraba en el interior de una nave circular que giraba sobre su eje. la nave giraba muy despacio en ese momento y estaba rodeada de grandes cristaleras unidas por unas finas juntas que daban la sensación del lento giro. Aunque los grandes ventanales transparentes giraban lentamente, el suelo sobre el que me hallaba permanecía estático y estable, sin girar, sólo el entorno de la nave giraba.
A través de las grandes ventanas que formaban toda la pared de la nave, pude ver un paisaje natural y tranquilo de campo, soleado y apetecible. La nave volaba a poca altura del suelo, y el bienestar, la vibración y aroma apacible del campo entraba en la nave. Parecía hallarme volando en alguna zona natural de nuestro planeta Tierra. Despacio y a poca altura. La naturaleza del entorno parecía no inmutarse ante la presencia de la nave, la cual no producía ningún ruido, ni una brizna de aire al girar, ni siquiera las aves y los insectos parecían alterar su habitual vuelo. Era como si la nave permaneciera en un estado de invisibilidad ante ellos y tan sólo fuese yo mismo quien les observase desde el interior de la nave, llena de una maravillosa sensación de paz y de cuidado con sigilo meticuloso y hasta materno hacia esa naturaleza terrestre que estaba observando, hasta el mas pequeño de sus valiosos seres animados, como los insectos e inanimados como las inmoviles piedras. Estuve sumergido dentro del calor de ese sentimiento materno, observando el campo, sin pestañear,... y de pronto, sobre el mismo suelo en el que yo me hallaba, apareció un pequeño robot.
Era pequeño y tenía la forma de una cariñosa mujer bajita y regordita con anchos mofletes y la cabeza estrechita y algo puntiaguda hacia arriba. Me llamó la atención el ver que sus mofletes eran bastante mas anchos que su cabeza estrechita. Pero eso le daba el aspecto simpático, bonachón y cálido de una niñera. Tenía dos largas trenzas bien tupidas que le colgaban a los lados de su estrecha cabezita, y que se separaban al descender junto a los anchos mofletes o parte baja de la cara. En su rostro se dibujaba una cálida sonrisa, mientras se desplazaba como rodando por el suelo con unas ruedecitas, que no vi, aunque por su modo de desplazarse rectilíneo y uniforme hacia delante, parecía deslizarse sobre unas ruedas o quizas volando a poca altura del suelo. Este detalle no lo vi, aunque a mi me parece  que iba más con ruedas que volando,... pues si que vi como unos surcos dentro de la nave y sobre el suelo que debían de ser los caminos por los que este encantador robotito se desplazaba habitualmente en su trabajo diario, como cualquier ama de casa.
El robot tenía un color homogéneo dorado, como si  estuviese construido con oro. Sus facciones eran inequivocamente de tipo caucásico, de piel blanca. Parecía una vikinga regordita y con trenzas, aunque bajita. Su aspecto era muy acogedor. Al verla aparecer ante mí no me asusté ni me inquieté, sino que continué en el mismo estado de asombro, como si hubiese visto a mi propia y hacendosa madre, en mi época de pubertad, entrando en mi habitación con la buena intención de echarme una mano para ordenar y limpiar todo el caos que yo mismo formaba con mi ropa y propias pertenencias.
Esa es la mamá de la humanidad, que nos cuida y vigila continuamente, que aquel día tuve la suerte y la dicha de poder observar realizando su diario, habitual y hacendoso trabajo materno de cuidado hacia nosotros, sus hijos, y hacia la habitación de nuestro mundo en donde vivimos, hacia nuestro nido, y para mantener en este todas las maravillas que se nos han puesto al alcance de nuestras manos, que son mas que una simple ropa de pubertad,... son las plantas, las flores, los animales, los lagos, los mares, las montañas,... y toda la naturaleza en la que vivimos,... ¿Qué mayor regalo que ese, de unos padres hacia su hijo querido?
Aunque se trata de algo demasiado valioso, que es más que un juguete que no se debe romper,... pues es parte de nuestra propia vida. Por eso ellos, nuestros padres, cuidan de nosotros con todo lo que tienen al alcance de sus manos, con toda su alta tecnología, como la representada en esta maravillosa nave niñera en la que yo tuve la suerte de poder entrar y observar a su piloto y robot niñera en su tarea habitual, diaria y milenaria de cuidar de nosotros, de su querido bebé humanidad.
El los cielos mas altos y evolucionados que los nuestros no existe el mal, todo es bondad. Pues un ser mas evolucionado no puede ser nunca malo con las especies de menor evolución. Ni siquiera el animal mas depredador es malo con sus crías.
Tan sólo los seres de una misma especie pueden hacer sentir sus errores ( o mejor dicho, travesuras infantiles e inconscientes) a los seres de esa misma especie. Aunque los desperfectos causados por ellos son corregidos por nuestros guías y padres, quienes también les perdonan siempre, pues ellos que son quienes nos han hecho, saben que nos han hecho sólo para amarnos, y por lo tanto si alguno de nosotros no amamos es porque no estamos siendo nosotros mismos, es decir que no estamos siendo como nos han hecho,... y por lo tanto se ha producido alguna anomalía ajena a nosotros que nuestros padres y guías detectan y corrigen, para que asi podamos seguir amando,viviendo con salud, siendo tal como ellos nos han hecho, es decir, siendo nosotros mismos, libres,... tal como me refiero a ello: estando Ahí.
Por allí arriba de nuestros cielos todo es una familia, y nosotros también formamos parte de ella, en este caso en calidad de hijos de unos (de los altos de tez clara) y nietos de otros (de los ¨Grises¨ y especies similares)
El proceso evolutivo de una especie humana como la nuestra, dura miles de años. Pero es también humano, y por lo tanto con el cuidado de un padre y de una madre.
Un abrazo de vuestro hermano terrestre que os quiere:
Fernando
PD: He escrito unos libros que son de descarga gratuita y en los que hablo de mi experiencia de contacto extraterrestre y de mi código cenuita. Este es el link:


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Conclusiones y opiniones de los lectores: