martes, 11 de febrero de 2014

Ama al Prójimo Sobre Todas las Cosas: el primero y principal mandamiento cenuítico


Hace poco he comentado que los dos mandamientos de la cenuítica y que están inversos a los dos mandamientos tradicionales de la iglesia...son:

1- Ámate a ti mismo como a Dios

2- Ama al prójimo sobre todas las cosas

Aunque su orden correcto es:

1- Ama al prójimo sobre todas las cosas

2- Ámate a ti mismo como a Dios

Y de los dos mandamientos el mas importante es el primero, pues el segundo mandamiento es una consecuencia del primero y se halla contenido dentro de este.

Así que en realidad este es el único mandamiento que da la cenuítica:

Ama al prójimo sobre todas las cosas



No nos podemos basar en Dios

Dios es solo un concepto de perfección.

Es lo que uno piensa acerca de lo que es lo mas perfecto.

Y como tal es solo un concepto, una idea, un pensamiento,... no tiene vida, no esta vivo,... es solo un plano, un trazado, una teoría.

No debemos obligar a nadie a que piense igual que nosotros acerca de la perfección, a que acepte nuestro Dios, es decir, nuestro modelo de perfección.

Tampoco debemos de permitir que alguien nos obligue a aceptar su modelo de perfección, es decir: su Dios

(Al igual que no se puede obligar a alguien a que acepte a tu función... pues todos no pueden ser panaderos, o relojeros,... cada cual debe de tener su función para poder dar su respectivo fruto)

Lo que si que podemos hacer es amar al prójimo sobre todas las cosas.

Amar a los demás.

Pues el prójimo si que es un ser vivo.

Podemos sentir lo que de verdad necesita e intentar dárselo para hacer ue se sienta bien.
Y podemos recibir su ayuda para que también nos sintamos bien.

Nuestro amor sincero hacia el prójimo nos hará ver lo que el projimo necesita y como de verdad le podremos ayudar.
Al igual que también veremos que es en lo que de verdad necesitamos pedir ayuda al projimo.

Y todo este sentimiento será real, será el verdadero Dios.

Un Dios verdadero que es el amor que nos une al prójimo, en cada momento, interactuando con él de un modo alerta, despierto, vivo...Ahí.

Así nos daremos cuenta de que el amor que nos une al prójimo de igual a igual es el Dios vivo y verdadero.

E intentaremos estar Ahí, en el amor con el prójimo, en el Dios verdadero,... pues eso nos salva de los conceptos muertos de Dios que antes nos apresaban,... nos mantiene en la vida, en la salud y en la felicidad, es decir, en el verdadero Dios.

Pero en este punto debemos de vigilar bien para mantenernos de verdad Ahí, en el amor verdadero con el prójimo,... pues corremos el riesgo de que si teorizamos y mentalizamos demasiado esa experiencia, llamándole Dios, volvamos a quedarnos en un concepto muerto de Dios que nos aleje del verdadero Dios,... es decir,... del amor verdadero hacia el prójimo.

Por lo que deberemos de no intentar conceptuar demasiado el amor hacia el projimo, sino tan solo sentirlo tal como es, sentir que es la verdad, que es la vida, y que es Dios, un Padre,... y estar en ello a la vez que lo sentimos, es decir,... estar Ahí.

Esta experiencia nos llevará a darnos cuenta que la unión armónica entre los demás y nosotros es Dios,... pues cuando vivimos amamos al prójimo y vivimos en armonía con él se despiertan en nosotros facultades curativas y creadoras.

Podremos ver que en realidad el Dios o creador de este universo somos los humanos mismos,... pero solo cuando vivimos en armonía, es decir cuando nos amamos de igual a igual entre todos, pues de este modo intensificamos el único cuerpo que formamos todos los humanos,... con el cual podemos sanar y crear a los seres del universo que hemos creado.

En este punto sentiremos que queremos seguir en esa experiencia y comprenderemos que para ello debemos de seguir basándonos no en los conceptos de Dios sino en el amor hacia el prójimo,.. intentando amarle sobre todas las cosas,... pues ese amor es el Dios verdadero, el cual alcanzamos con nuestro amor verdadero hacia el prójimo,... pues al amar al prójimo formamos con él un solo cuerpo, y ese cuerpo es Dios. Dios somos nosotros, los seres humanos,... aunque viviendo en armonía entre nosotros.

Podremos comprobar que si algún día nos sentimos mal, apresados, sin libertad, sin ser nosotros mismos,... será porque no estamos amando a alguien,... por haber marginado a alguien o a cierto grupo de gente.
Cuando volvamos a aceptar y amar a esa persona o personas, entonces recuperaremos nuestra sensación de libertad, independencia, felicidad y salud.

Lo cual nos volverá a indicar que para poder hallarnos a nosotros mismos y sentirnos bien con nosotros mismos, y ser libres,... para todo eso lo primero es amar al prójimo sobre todas las cosas,.... pues eso es lo que nos va a devolver el contacto con nuestro propio ser, nuestra intimidad, nuestra libertad, felicidad y salud personal,.... por muy paradójico que parezca:

Si quieres sentirte bien contigo mismo... ves primero a amar al prójimo sobre todas las cosas.

El amor hacia el prójimo es el regulador y equilibrador de nuestra paz, libertad, y salud personal.

Por eso lo mas importante de todo es amar al prójimo.

Aun así no hay que caer en el error de dar al prójimo algo que te pide pero que tu sabes que no es bueno para él,... por ejemplo dar drogas ha quienes tienen el vicio de la droga, o dar demasiados alimentos a quien tiene el vicio de comer, o dar demasiado sexo a quien tiene el vicio del sexo,... etc.
Pues esas personas están viciadas con esas cosas, y por ello no son ellos mismos, no es el verdadero deseo de ellos lo que te están pidiendo que les des...: las drogas, o los excesos de comida o de sexo,... pues lo que el corazón de ellos te pide es precisamente todo lo contrario: que le ayudes a liberarse de esos excesos que les oprimen,... que les ayudes a ser libres, a recuperar su voluntad, a ser ellos mismos de nuevo.

Es decir que si amamos al prójimo sobre todas las cosas... hay que amarle de verdad, escuchando de verdad los corazones y verdaderos deseos de todos,... y dándoles lo que de verdad te están pidiendo desde su corazón,... lo que de verdad desean y necesitan,.... como pueda ser por ejemplo un trozo de pan al que de verdad tiene hambre, un vaso de agua al que de verdad tiene sed, un abrigo al que de verdad tiene frío, etc.

Mira desde el corazón, observa desde el corazón,... vive de corazón,... se tu mismo de verdad,... estate Ahí,... y sabrás como actuar en cada momento para no dejar nunca de amar al prójimo sobre todas las cosas,... para no dejar de estar nunca en el Dios verdadero,... que es el amor que nos une a todos los humanos que somos su cuerpo físico.

Así que el único mandamiento de los humanos es:

Ama al projimo sobre todas las cosas.



¿Porque algún día en la historia pasada se cambió este mandamiento del ser humano por el mandamiento de ¨Ama a Dios sobre todas las cosas¨?

¿Porque a los humanos nos desconectaron el amor que teníamos entre nosotros y lo conectaron a Dios?

¿Con que fin?

¿Que se consiguió con eso?

En primer lugar se consiguió que a falta de un amor entre nosotros que se nos suprimió... empezasemos a enfrentarnos los unos con los otros,... y a hacer guerras para matarnos los unos a los otros.

¿¿...??

Pero... ¿Con qué fin?

¿Para qué hacernos pasar por todo ese martirio?

Tal vez la respuesta sea ese supuesto Dios al que se nos dijo que debíamos de amar sobre todas las cosas en vez de amarnos entre nosotros.

Pues todo Dios que no se sienta desde el primer momento como el amor que nos une a los humanos... es simplemente un concepto de perfección, una idea, una teoría... de alguien... pero,... ¿De quien?

¿Quien nos quiso obligar a seguir y amar su idea de perfección,... su Dios,...y a que dejásemos de amarnos entre nosotros,... entre los humanos?

¿Quien nos obligó a aceptar sus ideas y que le amasemos solo a él y que ya no nos amasemos mas entre nosotros?


Fuese quien fuese,... fue un dictador, que nos sometió y nos esclavizó.

Pero... ¿Quien fue ese dictador que nos sometió?

¿Fue acaso algún ser no humano y extraterrestre que vino de algún otro planeta del universo?

No es posible,... pues si cuando él vino los seres humanos de la Tierra vivíamos en armonía entonces teníamos el poder creador con el cual podríamos habernos defendido de ese supuesto alienígena.

Por lo que la única opción es que el ser dictador, o seres dictadores que sometieron a la humanidad fueron un grupo de humanos que se erigieron a si mismos como seres superiores y dioses del resto y mayoría de humanos a quienes sometieron.

Estos dictadores humanos obligaron a que el resto de humanos les considerase como dioses,... y que les adorasen y les amasen a ellos sobre todas las cosas,... a los supuestos dioses, que en realidad no lo eran pues eran humanos.

De esta situación nació el único, falso e inhumano mandamiento de:

¨... Ama a Dios sobre todas las cosas...¨

El cual desde entonces sustituyó al único y verdadero mandamiento humano que es:

¨...Ama al prójimo sobre todas las cosas...¨

Pues decir: ¨... Ama a Dios sobre todas las cosas...¨... es sinónimo de decir:
 ¨... Ama a tu dictador humano sobre todas las cosas...¨

Ya que Dios es las ideas, la forma política. o el concepto de perfección del dictador.

Y amar a la política del dictador sobre todas las cosas es el amarla incluso mas que a ti, que a tu propia vida, y mas que al prójimo y que a la propia vida del prójimo.

Por lo que cuando el dictador te diga que vayas a la guerra a morir por sus intereses y no por los tuyos... lo harás, ya que hay que amar a su política (Dios) sobre todas las cosas,... y por lo mismo también dispararás contra el prójimo ya que las ideas y la política de tu dictador (Dios) también están por encima de la vida del prójimo.

Ahora la cenuítica con sus fórmulas de esencias nos ayuda a ver esta realidad que en un pasado nos invirtieron... y a desinvertirla de nuevo, para que en este mundo vuelva a haber paz, libertad, felicidad, salud y amor entre los humanos.
Lo cual es el estado natural y habitual de los humanos: el amor.

Todo el que nos hable de Dios (o la armonía, la paz, etc.) pero sin especificar que ese Dios es el amor igualitario entre los humanos,... y sin proponer directamente la práctica del amor humano (el intercambio de frutos igualitario...: el Proyecto Alfa cenuítico)... es porque o es un dictador o viene en nombre de un dictador,... para engañarnos, someternos y esclavizarnos.

El ser humano que quiera hacer algo de verdad, algo bueno para el resto de los humanos... desde el primer momento debe de dejar bien claro que su Dios, su idea, su meta es...: el amor igualitario entre los humanos,... la erradicación definitiva de todas las necesidades,...  y la unidad de todos los humanos en una sola familia de amor e igualdad en derechos y privilegios,... y ponerse a trabajar en eso ya desde el primer momento.

Pero quien no exponga esto (el Proyecto Alfa) desde el primer momento... es porque es un dictador o el enviado de un dictador, que viene con una actitud engañosa solo para mentir y someter a la población.

No caigáis mas en ese engaño,... por favor hermanos,... estar alerta.
Estar Ahí.

En este punto hemos visto que el concepto de Dios suele ser es un instrumento represor de unos humanos sobre otros.

Pero,... ¿Quienes son esos humanos represores?

Y... ¿Por qué reprimen a los demás humanos?

Hasta aquí la cenuítica a expuesto la situación y ahora va a adoptar la solución:

Los represores humanos no reprimen porque sean malos,... ya que los seres humanos no hemos sido creados (o fabricados) para ser malos, sino para amarnos los unos a los otros sobre todas las cosas,.... es decir, para seguir ese único mandamiento verdadero de:

¨...Ama al prójimo sobre todas las cosas...¨

¿Por qué entonces unos humanos empezaron a reprimir a otros?

Si los represores en realidad no son malos,... solo podemos decir de ellos que actúan así porque están confundidos.

Pero... ¿Por qué unos se confunden y otros no?

La respuesta a esto es:

Porque los que se confunden son mas débiles.

Y... ¿Por qué son mas débiles?

Porque son infantiles,... tienen la mentalidad infantil,.. son los niños de la humanidad,... los que aun no han aprendido a actuar bien por si mismos,... aún no tienen la consciencia formada ni el conocimiento adulto necesario para ello.

Por eso actúan mal.

Pero... ¿Por qué actúan mal?

Porque los adultos (los de mentalidad adulta) no estamos haciendo nuestra función de padres existenciales ante ellos.

Y... ¿Cómo podemos hacer nuestra función para que así los niños se tranquilicen y no sometan a otros?

Anunciando y practicando de verdad la igualdad entre los humanos,... tal como lo describe el Proyecto Alfa Cenuítico.

La cenuítica explica que actualmente nos hallamos en el HEN de nuestro ciclo evolutivo humano colectivo que debe de ser dirigido con igualdad, pues la igualdad rige en el HEN y la jerarquía en el HES, que es la primera mitad del ciclo humano colectivo en la cual la humanidad es una una niña y necesita ser dirigida por la jerarquía, al igual que todos los niños necesitan de la jerarquía paterna para poder sobrevivir.
En la segunda mitad de su ciclo evolutivo, que es el HEN, la humanidad ya es un ser adulto que necesita de la igualdad.
Actualmente estamos en el HEN, por eso es necesario que los de mentalidad adulta empecemos a realizar la practica igualitaria (proyecto alfa cenuítico) pues si no lo hacemos, entonces, por la inercia de nuestra falta de acción permitimos que sean los niños (gente de mentalidad infantil) del pasado HES los que rijan el mundo con su jerarquía afuera de lugar, que por estar afuera de lugar se transforma en una dictadura que solo produce trastornos y desgracias como la insatisfacción, la infelicidad, las enfermedades y las guerras.
Para que este problema se termine tan solo debemos de empezar con la practica de nuestra función adulta vigente en la actualidad, es decir, la practica de la igualdad (del proyecto alfa cenuítico).

O sea que tan solo debemos de ser nosotros mismos,... estar Ahí tomando lo que el Ahí nos esta dando hoy a todos a través del verdadero deseo y del corazón de todos: la practica igualitaria,... el proyecto alfa... tal como la cenuítica la menciona.

Por lo que no queda mas que seguir estando Ahí como siempre Ahí.

Ahí




Fernando Ortolá

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Conclusiones y opiniones de los lectores: